Search
Jueves 15 noviembre 2018
  • :
  • :

Aguas negras anegan 10 casas

nota1a

Vecinos acusan que fue la pereza de SIMAS lo que causó la inundación de sus viviendas en la calle Matamoros y Jesús Silva

 

ADRIÁN MACÍAS/EL TIEMPO

 

La indolencia y apatía del personal de SIMAS por atender una falla en el drenaje de la calle Matamoros, provocó que al menos 10 hogares se inundaran con aguas negras la tarde de ayer, luego de que la lluvia agravara el problema que arrastran los vecinos desde el pasado miércoles.

En una de las viviendas las aguas negras llegaron a poco más de medio metro, destrozando los muebles y electrodomésticos del hogar, aunque al menos otras cinco familias también sufrieron la pérdida de sus enceres domésticos.

Fue desde el pasado miércoles cuando la familia Martínez Campos que habita el hogar marcado con el número 430 de la calle Matamoros, reportó a SIMAS que tenían problemas con el drenaje, ya que estaba tapada la alcantarilla en el exterior de su hogar, sin que recibiera atención su reporte, por lo que siguió insistiendo, hasta que el viernes acudió una cuadrilla a revisar.

Los trabajadores escarbaron en el área y sólo dejaron abierto el hueco sin que lograran corregir la falla, ya que el turno terminó y dejaron el trabajo al siguiente turno, pero los trabajadores ya no volvieron.

La familia siguió insistiendo ya que el problema empezó a agravarse para el sábado, pues las aguas negras comenzaron a salirse inundando el hogar, lo que también ocurrió en las casas de a lado, por lo que las llamadas fueron constantes, recibiendo por parte de un encargado de cuadrilla identificado como Antonio Campos,  la respuesta de que “pusieran garras alrededor de los resumideros de los baños”, lo cual obviamente provocó la indignación de los afectados.

Algunos de los vecinos pusieron arena alrededor de los resumideros, pero no fue suficiente y el problema llegó a su punto más álgido la tarde de ayer, luego de que pasó la torrencial lluvia que azotó la ciudad, pues el “agua puerca” empezó a brotar y brotar, sin que nada pudiera detenerla, inundando al menos seis viviendas de la calle Matamoros y otras cuatro de la calle Jesús Silva.

El agua de hecho inundó hasta la calle dejando el área intransitable para los vehículos, razón por la cual los afectados pidieron ayuda al departamento de Protección Civil ya que SIMAS no les hacía caso, siendo los empleados de dicho departamento quienes cerraran la vialidad de la calle, la cual acordonaron con cinta amarilla para evitar el tránsito.

El mismo personal de Protección Civil pidió la presencia de una cuadrilla de SIMAS, pero tampoco fueron escuchados, y ante el foco infeccioso que se formó, las familias reportaron al Sector Salud, siendo el titular de dicho departamento quien acudió hasta la calle para ver la problemática de las familias.

El titular de Salud exigió vía telefónica la presencia de una cuadrilla para arreglar el problema y fue hasta entonces cuando el personal acudió al sitio, suscitándose un leve enfrentamiento entre Raúl Martínez con los trabajadores, quienes hasta que estuvieron en el lugar vieron la gravedad del asunto, por lo que comenzaron a trabajar.

Sin embargo, estos carecían de las herramientas necesarias ya que contaban con varillas para desazolvar para alrededor de 80 metros, cuando desde la alcantarilla principal hasta la alcantarilla afectada había un tramo de 150 metros aproximadamente, lo que también provocó el enojo de los afectados, quienes aseguraban que sólo estaban haciendo como que trabajaban, ya que obviamente no iban a poder solucionar el problema.

Hasta el cierre de la edición, las viviendas seguían inundadas y las familias con la incertidumbre de cómo pasarían la noche en medio de tanta insalubridad, todo porque SIMAS no acudió a atender el problema cuando aún no era tan grande.

Facebook Comments