Search
sábado 14 diciembre 2019
  • :
  • :

ANÁLISIS A TIEMPO


Buen día

ZONA DE GUERRA…

Coahuila vivió un episodio muy parecido al que se dio en Culiacán, donde claro está que los cárteles siguen haciendo de las suyas en diferentes partes del país y en esta entidad la realidad es muy diferente a la que cuentan las propias autoridades.

La población hoy tiene temor y más al Norte del Estado y Cinco Manantiales.

Qué es más importante a destacar para los Coahuilenses, un informe de Gobierno de Miguel Ángel Riquelme, donde claramente miente en torno a la seguridad de Coahuila, o la balacera, muertos y momentos de terror vividos en Villa Unión.

Hay quienes dicen que un informe es absolutamente irrelevante ante los ataques de cárteles que siempre han radicado en la entidad.

Y es que el mismo Riquelme Solís, en entrevista mencionó de viva voz al Cártel Del Noreste, como los responsables del ataque en Villa Unión.

Para colmo jamás habían “rafaguedo” una Presidencia Municipal y una Iglesia.

El mismo estilo pasó en esta Ciudad cuando se rafagueraon las instalaciones de Seguridad Pública y de la Fiscalía General de Justicia.

Luego hicieron lo mismo en las instalaciones del C4.

Pero de esto ya nadie se acuerda.

Aunque apenas haya sido hace un par de meses y para ser exactos por allá en Mayo.

Posteriormente las Autoridades Estatales nunca reconocieron la existencia de cárteles en Coahuila.

Y por si fuera poco de forma ridícula aseguraban que el único cártel que tenía Coahuila era el del equipo de trabajo del Gobernador.

Asombrosamente ni siquiera reconocían la presencia de cárteles aún y a pesar de que aparecían ejecutados con algunos narco-mensajes.

Cartelones de amenazas contra elementos de las fuerzas del orden.

Pero a pesar de todo esto, decían que Coahuila estaba en paz y que era la más segura de todo el mundo.

Que Coahuila estaba blindada y que por ningún motivo permitirían la entrada de la delincuencia a ninguna de sus regiones.

Se la pasaron diciendo la seguridad era excelente para los Coahuilenses.

Pero tal parece que la delincuencia organizada se burla cada vez más de las autoridades.

Se reforzaron con mucha gente que venía a bordo de muchas camionetas del Estado de Tamaulipas.

Decenas de camionetas y armados hasta los dientes y nadie vio absolutamente nada.

Ingresaron por brechas y carreteras y nadie reportó nada.

La vigilancia y el blindaje de Coahuila que decían tener las autoridades resultó ser de plástico.

Devastaron Villa Unión.

La gente de esta localidad está aterrada y aún con la Guardia Nacional les da desconfianza salir de sus casas.

“Muerto el niño a tapar el pozo”.

Justamente por eso no hay que mentirle a los ciudadanos.

No se debe jugar con la inteligencia de la gente.

Además, deben pensar que la mentira dura mientras la verdad aparece, o mientras sale la delincuencia a hacer de las suyas.

Así que para la próxima no fanfarroneen en cuanto a una buena seguridad en la entidad.

Dejen de burlarse de los coahuilenses.

Hasta mañana.
notaseltiempo@gmail.com

Tu opinión cuenta