Search
jueves 12 diciembre 2019
  • :
  • :

ANÁLISIS A TIEMPO

Buen día.

HUBO REACCIÓN…

Después de tantos trapitos al sol que le sacaron al jurídico del municipio Fronterense, Alain Obed Mendoza, por fin dio la cara y por coincidencia y no tanto porque haya querido.

El jurídico ha estado en el ojo del huracán por las controversias que ha generado en cuestiones legales además de los quemones que le han hecho en redes sociales.

Su secretaria ya está instruida a decir que no se encuentra al ser buscado por los medios de comunicación.

Las frases son las de siempre y de toda la vida, no está, anda fuera de la ciudad, se encuentra haciendo diligencias en Saltillo, no estará en toda la semana.

Pues una de estas frases fue utilizada el día de ayer por la secretaria del jurídico, quien apenas acaba de decir que su jefe andaba fuera, cuando Alain apareció como por arte de magia.

No tuvo otra más que hablar de frente y responder a las declaraciones en su contra a través de redes sociales.

Por supuesto que negó tales hechos asegurando como todos, que se trata de cuentas de Facebook falsas de las cuales solo intentaban perjudicarlo y hacerlo quedar mal.

Incluso aseguró que por el momento no estaba litigando.
Aunque eso nadie se lo cree.

Pero lo peor del caso es que el mismo jurídico se balconeó solito y sin que nadie lo cuestionara sobre el tema.

Para demostrar que se trataba de un ataque hacía su persona se expuso solito argumentando que también lo señalaban de tener una relación con el director de alcoholes Pancho Medrano.

Aunque es una situación muy personal respetamos los gustos y no juzgamos las preferencias de nadie.

DECEPCIÓN ABSOLUTA…

Las tradicionales ferias de San Buenaventura han causado enorme decepción entre la gente de su mismo Municipio y de toda la Región Centro.

Esta feria era el orgullo de Coahuila, pues era la segunda mejor feria de México después de la de San Marcos.

Mucha gente esperaba estas fechas para venir por lo menos un fin de semana a disfrutar de estos eventos tradicionales que lo hacían único a San Good Ventury Ranch.

Sin embargo las cosas de algunos años para acá fueron cambiando mucho y poco a poco fueron bajando considerablemente de nivel.

La ambición por el negocio y sacarle millones a esta tradición se volvió el objetivo principal y al mismo tiempo el enemigo número uno de la feria.

Gladis Ayala, la Alcaldesa popis, mandó poner malla-sombra a algunos locales, pero resultaron carísimos y con tan poco espacio que a ningún comerciante le conviene.

Bebidas, comidas, artículos y souvenirs, salen o cuestan un ojo de la cara y ni hablar de los juegos mecánicos.

Se ha convertido en un auténtico lujo que a las autoridades solo les importa ganar ganar.

Es la indicación que tienen el comité de la feria, del cual hay muchas dudas y no quieren informar de nada.

Y que además esta feria resultó un buen lucro, el primer evento con las Pandoras donde se pidió un kilo de ayuda para poder obtener un boleto.

Primeramente las pandoras ya estaban pagadas y no tenían por qué pedir nada para tener derecho a verlas.

Era un evento gratis.

Pues ni tan gratis que se hicieron de miles de artículos de despensa de primera necesidad, de los cuales se rifarían en una jugada de lotería.
Dicen que ni el 10 por ciento de lo recaudado se rifo en la mentada jugada.

Ya veremos esas despensas en algún lucro del PRI en San Good.
Inteligente la Gladis.

Hasta mañana…

Tu opinión cuenta