Search
martes 22 octubre 2019
  • :
  • :

ANÁLISIS POLÍTICO


Buen día…

ABUSOS Y MÁS ABUSOS…

Definitivamente no existe poder alguno sobre esta tierra que pueda frenar los constantes abusos policiacos de los delincuentes con uniforme que laboran en el departamento de Seguridad Pública de Frontera.

Golpean a ciudadanos y hasta a niños que se atreviesen sobre sus acciones arbitrarias.

Los señores actúan con absoluta violencia que les importa poco las instrucciones de sus propios Jefes.

Esto no es de ahorita.

Han sido muchos años en los que nadie ha podido hacer nada contra los abusos que cometen los policías fronterenses.

Ciertamente y hay que decirlo, se han sacado algunas manzanas podridas de este departamento.

Pero difícil hacer algo contra toda la putrefacción que existe en la demarcación policiaca en frontera.

Ayer los ignorantes con uniforme especialmente los que conducían la unidad 1026, aplicaron una infracción de tránsito por estacionarse en zona prohibida.

Fue tanta su voracidad que por los suyos querían quitar la placa, el conductor les ofreció su licencia en garantía pero se ofendieron y lo sometieron con suma violencia golpeando a su paso a un menor de siete años.

Fueron muchos los que vieron la acción arbitraria de estos policías, que ciertamente no merecen el nombre de policías y mucho menos el de servidores públicos.

Con extrema violencia lo subieron a la patrulla aventando la cartera del conductor con todo y tarjetas que traía, y quien sabe si le dieron su peinada a la cartera.

Hicieron una detención arbitraria a pesar de que no había motivo de detención, aunque los señores manejan su famoso motivo por METRO OSCAR, como si nadie supiera que significa MAL ORDEN, el cual nunca hubo.

Y a pagar 500 pesotes por obtener la libertad.

QUE NEGOCIAZO…

Casos como este se tienen en todo frontera y quienes los ocasionan son los mismos policías.

Llevan su Ley de Herodes por todos lados y la prepotencia con la que se manejan es totalmente imparable.

Hasta ahorita no ha llegado un Director de Seguridad Pública que pueda poner orden con estos autónomas chotas.

Ni el General Juan José Castilla, ni el Chino Yamamoto, menos el voraz de Rogelio Valdés y así nos podemos ir hacia atrás.

Tanta es la ignorancia de estos intentos de policías, que el ignorante patrullero se ofendió más cuando este medio de comunicación le tomó algunas fotografías.

Descendió de su unidad e intentó cuartear la libertad de expresión queriendo detener al fotógrafo.

Una arbitrariedad más.

Y para colmo a la güera arrogante y prepotente que tienen en Jurídico de Seguridad Pública, le deben dar unos cursos de buen trato al ciudadano.

Alguien debe recordarles que son servidores públicos.

Definitivamente que con sus acciones destruyen todo las cosas positivas que intenta hacer el Alcalde, Florencio Sillier Linaje.

Lencho apenas ayer por la mañana había dado la orden que liberaran a todos los detenidos de Seguridad Pública por ser día del padre.

Un buen gesto por supuesto del Alcalde de Frontera.

Y más tarde sus elementos opacan estas acciones con sus múltiples abusos policiacos que para ser sinceros la gente de Frontera ya está cansada de esto.

Hay un Secretario de Seguridad Pública de nombre José Luis Pliego Corona, que ya debe actuar y hacer algo con esta corporación que debe tener el primer lugar en abusos policiacos.

Y si no puede, con urgencia debe actuar el Gobernador, Miguel Ángel Riquelme Solís, porque tal parece que a la gente tiene a cargo, les ha quedado grande el paquete.
Hasta mañana…

Tu opinión cuenta