Search
Domingo 21 octubre 2018
  • :
  • :

Ari Telch recuerda su relación pasional con Susana Zabaleta

Telch dice que Zabaleta es una mujer muy inteligente y su relación fue gozosa

 

“¡Qué fuerte!”, expresó Ari Telch sonrojado y a la vez sonriente, cuando se enteró que la actriz y cantante Susana Zabaleta había dicho durante una entrevista que él había sido el primer hombre en su vida y la había enseñado a amar, calificando de maravillosa esa etapa de su vida.
“Adoro a Susana, tuvimos diferencias porque terminamos separándonos pero fue una relación muy gozosa, no la pasamos súper. La quiero mucho, es una mujer muy inteligente, nos retábamos mucho, peleábamos constantemente ‘cotorreando’, nos poníamos celosos a propósito, fue una relación muy pasional y bien importante en mi vida, la seguiré queriendo mucho siempre”.
Ellos se conocieron en 1986, cuando ambos formaban parte de la compañía teatral de Manolo Fábregas y buscaban ganarse un lugar en el mundo del espectáculo, la cercanía y el verse constantemente hizo que surgiera una relación romántica entre ellos, la cual duró alrededor de dos años y medio. Telch explicó que la enfermedad (bipolaridad) le hacía tener un vigor impresionante en muchos aspectos, desde no dormir hasta tener mucha potencia sexual, pero en ese momento no tenía conciencia de lo que pasaba con él.
“Cuando andaba con la Zabaleta tenía 24 o 25 años y mi enfermedad era muy gozosa, pensaba que los días tenían que durar 36 horas, echaba mucho relajo, bebía mucho socialmente, era mucha fiesta y pararte al día siguiente a lo que tenías que hacer”.
Telch fue diagnosticado con bipolaridad en el 2010, lo que fue el inicio de un largo viaje de consultas con especialista e investigación sobre la enfermedad, pero fue hasta hace tres años que decidió trasladar toda su experiencia al respecto al escenario teatral a través de la obra D´Mente, que iniciará temporada el 9 de mayo en el Teatro del Parque Interlomas.
“Es bonito poder hablar a la gente de este asunto que es tan desconocido, ignorado, entonces sí les caen ciertos veintes, estar en el escenario siempre es terapéutico”.
En esta puesta en escena dirigida y coescrita por Alfonso Cárcamo, Telch expone en dos actos los padecimientos y enfermedades mentales, al tiempo que se ríe de los tabúes y el extendido desconocimiento al respecto.
“Nadie nos platicó de niños que el cerebro se enfermaba, no nos explicaron qué es la angustia, la enfermedad, qué es la depresión, qué son tantas cosas con las que convivimos todos los días. Con esta obra van a entrar sanos y van a salir enfermos mentales”.

Facebook Comments