Search
martes 22 enero 2019
  • :
  • :

‘Arrancan’ su inocencia


Víctimas de violencia psicológica, física e incluso sexual a corta edad, los menores crean trastornos emocionales que les cambia la vida por completo

MARCO ESCALERA/REPORTERO

La niñez, es una de las etapas más importantes que tiene el ser humano, puesto que es la base y el cimiento fundamental  del camino hacia la adolescencia, juventud y madurez, donde se adquieren los primeros conocimientos, valores y principios  de la familia, e incluso el 30 de abril se les festeja su día, sin embargo conforme han pasado los años, crece el índice de menores a quienes se les arrancan su inocencia a base de violencia psicológica, física e incluso sexual creando trastornos emocionales que les cambian la vida por completo.

La idea de festejar el día del niño surgió un 20 de noviembre del año 1959, cuando la Asamblea General de la ONU tuvo una reunión en la que decidieron reafirmar los derechos de los niños de manera universal y desde entonces cada País ha elegido un día especial para celebrar y organizar actividades con la finalidad de desarrollar el bienestar de los reyes del hogar.

En México se decidió desde el año de 1924 que el 30 de abril fuera elegido para celebrar el día del niño donde además crearon sus derechos que están considerados en la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, por lo cual tienen derechos pero también obligaciones.

Sin embargo para el psicólogo y experto en educación y comportamiento infantil, Ulises Castillo Santos, asegura que uno de los principales errores que cometen muchos padres de familia en este país, es que sustituyen la compra de aparatos tecnológicos como celulares, tablet, consolas de video, acceso a internet, por la atención que les deben de brindar a cada uno de sus hijos.

Esto sin duda abre la puerta de la felicidad en todos los infantes, aún y a pesar de que también requieran atención, dialogo y comprensión,  ya que sin estos principios se podrían considerar como un niño abandonado el cual no tienen contacto con sus padres.

Actualmente la educación de los niños se está haciendo con falta de límites y reglas, con una nula tolerancia a la frustración y sin duda el principal error es hacerles creer a los menores que se merecen todo porque mamá y papá trabajan durante todo el día creyendo que todos los conceptos de educación se los proporcionarán dentro de la escuela a la que asisten diariamente.

La educación de un niño es una de las tareas más difíciles para los padres, ya que no existe suficiente tiempo por las obligaciones económicas para solventar los gastos del hogar y esto permite que actualmente los niños de hoy puedan ver a placer videos de pornografía, videos de matanza, la vida del narcotráfico, y cualquier cosa que busquen por internet.

NIÑOS VIOLENTADOS FÍSICA Y EMOCIONALMENTE

Una de las experiencias vividas por miles de niños en el País, es la violencia física y verbal que sufren a manos de sus padres, padrastros, madrastras, familiares y amigos convirtiéndolos en niños azorados, tímidos, y temerosos,  creando un mundo de miedo e inseguridades para el menor.

Regularmente este tipo de niños agredidos, se les trunca totalmente sus derechos, como el estudio, el derecho de jugar, el derecho de tener una infancia feliz, la unidad familiar, recayendo en ellos los problemas familiares y económicos por los que pueda atravesar las familias.

La violencia a lo que son víctimas les crea una especie de compulsión a la repetición, donde prácticamente adoptan los mismos patrones de conducta y los convierte en menores agresivos contra sus propios hermanos, amigos o compañeros de escuela, y conforme avanzan en su crecimiento la violencia va en aumento lo que para ellos es algo totalmente normal.

Independientemente de las consecuencias físicas que pudieran desencadenar estos menores maltratados, la agresión producida por el abuso físico, dan lugar a trastornos como el aislamiento social, agresividad, desordenes de conducta alimenticia, ansiedad, problemas de aprendizaje, disminución de la atención, baja autoestima, cambios de conducta, depresión, desobediencia, desajustes emocionales, bajo rendimiento escolar, hiperactividad, impulsividad, miedo a la relación con las personas e incluso alteraciones en los sueños.

NIÑOS ABUSADOS SEXUALMENTE

El abuso sexual en los niños puede ocurrir en la propia familia, ya sea manos de un padre, padrastro, hermano o demás integrantes de la familia, o en su caso también por amigos, la persona que lo cuida, algún maestro, o una persona desconocida y tantos son los casos que al año el País reporta cerca de 80 mil casos de niños violentados sexuales.
Sin embargo para el experto, no existe ningún menor preparado de forma psicológica para enfrentar este tipo de violencia, aún en niños de edades cortas como dos  o tres años de edad, de alguna manera saben que están siendo víctimas de este tipo de violencia.

Los menores de 5 años o más que son abusados y que aprecian a la persona que lo abusa, se siente atrapado en la lealtad que le tienen a esa persona y no pueden romper el silencio, ya que además pueden existir amenazas de por medio.

Aquellos menores que son víctimas de constantes abusos sexuales, normalmente desarrollan una pérdida de autoestima, donde sienten la sensación de que no valen nada adquiriendo además una perspectiva anormal a la sexualidad, e incluso pueden volverse muy retraídos y perder la confianza en todas las personas adultas y hasta siente que anda siempre sucio.
Otra de las manifestaciones que pueden presentar estos menores, es la dificultad para establecer relaciones con otras personas, pero desafortunadamente en algunos casos se pueden convertir en niños que abusan de otros niños repitiendo el tipo de conductas o pueden tener otros problemas serios cuando llegan a adultos.

Regularmente los síntomas que se presentan en niños abusados sexualmente son el rechazo a todos lo que implica la naturaleza sexual, tienen problemas con el dormir como espantosas pesadillas, depresión o aislamiento de sus amigos o familias, comportamiento seductor, miedo de que haya algo malo en sus genitales, negarse a acudir a la escuela, evidencia de abusos o molestias sexuales en los dibujos que realizan en casa o durante clases e incluso el comportamiento suicida.

NIÑOS QUE TIENEN QUE TRABAJAR

Aún y que se deba proteger a los niños de la necesidad de trabajar siendo este un derecho que los protege durante esta etapa para evitar que se integren a la vida laboral, existen alrededor de 215 millones de menores en todo el Mundo que están involucrados en el trabajo infantil ante las situaciones precarias por las que atraviesan sus familias.

Para el psicólogo Castillo Santos, estos casos suceden en todo el Mundo y más en aquellos Países donde no se tiene un buen sistema económico y existen muchas necesidades dentro de la familia, mientras que en esta zona se puede dar más en aquellos casos donde la mujer es madre y padre al mismo tiempo y está a cargo del sustento del hogar.

“A veces la mujer se queda sola, sin una pareja de apoyo y sin existir muchas oportunidades de empleo se ven obligados a enviar a sus hijos a trabajar en actividades que quizá resulten nocivas para la salud de los menores y se pueda afectar sus vidas futuras ya que se perdieron una de las etapas más importantes como es la niñez”. Expresó.

E incluso, actualmente tienen algunos pacientes adultos que manifiestan que durante su infancia tuvieron que trabajar en diferentes labores, como empacadores de tiendas comerciales, ayudantes en trabajos de obra civil, lustrando zapatos, y diferentes actividades donde la finalidad era contribuir a la familia siendo hoy personas de bien y  responsables, aunque reconoció que también existen otras del lado opuesto que contrajeron en su actitud de resentimiento ya que tuvieron que madurar desde niños.

NIÑAS EMBARAZADAS

Otro de los casos que se presentan en algunas niñas son los embarazos desde una edad sumamente temprana interrumpiendo así la etapa de niñez donde adquiere una impresionante responsabilidad como la de educar y mantener un hijo, ya que estos casos se presentan en niñas desde los 9 hasta los 14 años de edad y más en adolescentes.

Sin embargo el mayor de los peligros de acuerdo a los médicos, es que cuentan con un cuerpo que aún no está preparado para un embarazo, donde incluso se pone en riesgo su vida puesto que el cuerpo no lo puede soportar, mientras que la parte emocional se puede tener una depresión a tal grado que no hable con ninguna persona, ni siquiera con sus propios padres.

Lo que regularmente origina esta situación es por un lado, el descuido de los padres y por otra parte es el uso nulo de los métodos anticonceptivos a pesar de que en la actualidad exista mucha información al respecto, así como la actividad temprana sexual donde niños y niñas experimentan su sexualidad sin pensar en las consecuencias de un embarazo.

Tan sólo en esta Ciudad, el área de afiliación del Seguro Popular a cargo de Pedro Morales, registraba meses atrás 7 niñas o adolescentes embarazadas por semana, mientras que hoy el registro se incrementó a 7 afiliaciones diarias, donde las niñas o adolescentes acuden acompañadas de sus madres para obtener este seguro y atenderse durante su embarazo.

De esta manera es como muchos niños viven y pasan diferentes experiencias que les arranca la etapa de su infancia, cuando solamente deben preocuparse por estudiar, jugar, aprender y saber que también tienen obligaciones como lo marcan los propios derechos de los niños.

Facebook Comments