Search
martes 18 febrero 2020
  • :
  • :

Benefició Leos Pompa a Alfredo Paredes

Y le pagó obras inconclusas

 

GABRIEL ÁNGELES/REPORTERO

SAN BUENAVENTURA, COAH.- Dentro de las investigaciones y revisiones a los expedientes técnicos así como a los contratos de obra pública que se asignó a contratistas en la administración del ex alcalde panista Óscar Leos Pompa, el Director de Obras Públicas de San Buenaventura Jesús Chávez Peñaloza reconoció que también encontraron irregularidades  en otras construcciones y que en su momento hicieron notificaciones para que las irregularidades fueran solventadas.

El funcionario señaló ahora a la compañía constructora NAGU S.A propiedad de Alfredo Paredes, socio además del ex Diputado priísta Ricardo López Campos y algunos miembros de su familia como lo asientan en el acta constitutiva, empresa a quien se le asignó el proyecto para edificar lo que hoy es el nuevo auditorio municipal Cuauhtémoc Cortez Vásquez.

Dicha obra tuvo un costo de 8 millones de pesos pero detalló que la primera y principal anomalía es que esta fue liquidada por completo en diciembre del 2013 en los últimos días de gestión de Leos Pompa, aún y cuando no estaba concluida la construcción, adujo que sacaron todo el recurso mientras que a NAGU aún tenía trabajo por concluir.

Señaló algunas otras inconsistencias como los malos acabados en los pisos, pues estos tenían algunos topes cuando en el catalogo de conceptos se citaba que debería ser un piso rectificado y no debería haber diferencia en los niveles,  mencionó además que los pisos de los baños tampoco estaban aplicados.

Los señalamientos continuaron con los problemas en las descargas de drenaje, había faltante en unos equipo que no se habían instalado y que no estaban funcionando porque tampoco habían concluido el contrato para suministrar luz eléctrica con la Comisión Federal de Electricidad, señala que aun que estas deficiencias fueron solventadas tuvieron que nadar de tras de ellos porque ya tenían pagado por completo el contrato de construcción.

Tu opinión cuenta