Search
Martes 11 diciembre 2018
  • :
  • :

Convivían niñas con asesino en potencia

Brisa y Jimena ya habían sido atacadas por el pitbull que además fue señalado de cometer una masacre en el mes de junio en Colinas de Santiago

 

ADRIÁN MACÍAS/EL TIEMPO

Por omisión de cuidados, tortura y lo que resulte, serían denunciados Jennifer Martínez y su actual pareja, Lucio Cuevas, madre y padrastro de Brisa Yaneth Urbina de 1 año y medio, quien fue atacada por un perro Pitbull en días pasados en Colinas de Santiago.

Esto no sólo a raíz del ataque que mantiene a la bebita aún en la Clínica 7 del IMSS, sino también porque la hermanita mayor de ésta, Jimena de 3 años, presentaba mordeduras en la cabeza, golpes y un ligero trauma craneal, lo cual fue dictaminado por un traumatólogo particular, al que acudieron familiares de Israel Urbina Ibarra, padre de las menores, quienes se están movilizando ante la ineficacia de la PRONNIF, instancia que debería de velar por el bien de las menores.

Por si fuera poco, el perro Pitbull que atacó a la menor, ya la había mordido en una ocasión anterior, así como a Jimena de 3 añitos, además de que en el vecindario ya había hecho un matadero de animales el pasado mes de Junio.

De acuerdo a publicaciones en redes sociales, el pasado 14 de junio en el grupo Todos Somos Monclova, una vecina de ellos denunció que el Pitbull había realizado una masacre en el barrio, donde mató a perros, gallinas, gallos y conejos, y alertaba a que las autoridades hicieran algo, pues había muchos niños en los alrededores.

Sin embargo, en vez de tomar cartas en el asunto, Yesenia Chapa, dueña original del perro y Jennifer Martínez, madre de las niñas, se burlaron de los vecinos, e indicaron que el perro no era peligro para nadie, incluso publicaron fotografías donde el can jugaba con las menores, cuando para ese entonces, según familiares, el perro ya había atacado a las dos niñas, aunque sin consecuencias mayores.

Desafortunadamente, el que Jennifer, la madre, no haya tomado conciencia, provocó que el pasado miércoles 13 de Septiembre, a 3 meses de haberse burlado de sus vecinos, el feroz animal atacara con furia salvaje a la pequeña y le desfigurara su carita, además de causarle heridas en el pecho y espalda que hasta el momento la mantienen en estado grave, aunque estable en la Clínica 7 del IMSS.

Ante tal situación, la familia Urbina, quienes son los que están buscando la protección de las menores, esperan que la PRONNIF actúe con prontitud, ya que ellos tienen fuertes indicios de que el padrastro, Lucio Cuevas, ha estado golpeando con saña a Jimena de 3 años, bajo el silencio cómplice de la madre, debido a los vicios que ambos tienen.

Estos aseguraron, que aunque han llevado pruebas ante la citada dependencia, de tortura y omisión de cuidados, dicha institución no ha actuado para el bien de las menores.

Facebook Comments