Search
Jueves 14 diciembre 2017
  • :
  • :

Desmiente ‘malos entendidos’ con el Papa

El cardenal dijo que entre él y el Pontífice hay respeto y amistad; aclaró que no está en su contra como se le ha cuestionado últimamente

NOTIMEX / EL TIEMPO

DE MÉXICO.- El cardenal Norberto Rivera afirmó que hay “perfecta comunión, respeto y obediencia” entre la Arquidiócesis Primada de México y el Papa Francisco, con quien negó que haya alguna ruptura.

Durante su homilía de la Misa Crismal celebrada en la Catedral Metropolitana, el prelado se refirió a “los rumores mal intencionados de algunos que quieren ver una ruptura de un servidor o de nuestra Arquidiócesis con el Santo Padre”.

“Quiero dejar bien claro delante de ustedes, mi presbiterio y pueblo de Dios, que para con el Papa Francisco hay perfecta comunión, respeto y obediencia. Además hay sincero cariño y amistad”, subrayó.

“No me cabe duda que su persona y su ministerio son un don que Dios ha dado a su Iglesia. Queremos que sepa, Santo Padre, que usted está en nuestra oración y nuestro corazón, y que el pueblo de México le será siempre fiel”, dijo.

Recordó el mensaje que el pontífice argentino dirigió a los obispos durante su visita a México, en el que los exhortó a reclinarse con “delicadeza y respeto” sobre el alma de los fieles, para lo que es necesario que los ministros de culto tengan una “mirada limpia, un alma transparente y un rostro luminoso”.

También aseguró que tiene por convicción respetar la libertad de expresión, situación que se mantendrá en los consejos Episcopal y Presbiteral, así como en las distintas estructuras que tiene la Iglesia Católica.

“Por lo tanto, confirmo a aquellos que están colaborando en Desde la Fe, porque es el periódico de la arquidiócesis, no del arzobispo. Los que piensan que el arzobispo es la Iglesia, se les paró el reloj hace 50 años”, subrayó.

Ante sacerdotes, diáconos y seminaristas, el cardenal Rivera también recordó que el Papa Francisco les pidió tener una “verdadera conversión pastoral, a no quedar paralizados dando viejas respuestas a las nuevas demandas”.

“Exhortó a cansarnos sin miedo en la tarea de evangelizar; a no caer en la tentación de la distancia y el clericalismo, de la frialdad y la indiferencia; a evitar el comportamiento triunfal y la autorreferencia”, recordó el cardenal Rivera.

 

Facebook Comments