El casco le salvó la vida

Aún así quedó severamente herido.

DELIA TIJERINA
REPORTERA/ EL TIEMPO

Gravemente herido y semiinconsciente terminó un motociclista la madrugada de ayer, luego de impactarse contra el camellón central de la Avenida Las Torres, tras derrapar al perder el control de su motocicleta, cuando conducía en estado de ebriedad.

Los hechos ocurrieron al filo de las 01:30 horas de ayer, cuando paramédicos de Cruz Roja fueron requeridos sobre la mencionada avenida a la altura del cruce con la calle 11, donde terminó el motociclista tendido e inconsciente, tras derrapar varios metros.

Fueron conductores que pasaban por el lugar y vecinos del sitio, quienes dieran parte a las autoridades y a los cuerpos de rescate, los cuales arribaron rápidamente para brindar los primeros auxilios al lesionado.

Tras su arribo, los paramédicos procedieron a estabilizar al joven, quien fue identificado como Carlos Ariel Picazón Hernández de 20 años de edad, debido a que éste se encontraba en completo estado de ebriedad.

Éste circulaba sobre la Avenida Revolución Mexicana con punta al norte, cuando repentinamente perdió el control, derrapando aparatosamente, quedando este tendido sobre el pavimento.

Así mismo paramédicos informaron que el estado de salud del joven era reportado como delicado, pero el que circulara con casco de seguridad, literalmente le había salvado la vida.

Por su parte elementos de Control de Accidentes procedieron a tomar conocimiento de los hechos, ordenando remolcar la motocicleta al corralón municipal.

Trascendió que en el lugar del accidente, varias personas detuvieron su marcha para observar lo ocurrido, intentando incluso reconocer al lesionado sin éxito alguno.

Tu opinión cuenta