Search
domingo 15 septiembre 2019
  • :
  • :

Electrocutado muere en IMSS

El adulto mayor recibió la descarga en su taller.

REDACCIÓN/EL TIEMPO

Pese a los esfuerzos por parte de personal médico de la Clínica 7 del IMSS, por salvarle la vida a un hombre de 71 años de edad, éste murió en la sala de urgencias, tras ingresar grave un día anterior al haber sufrido una descarga eléctrica y caer de un altura de más de cinco metros.

Fue la tarde del miércoles, cuando Rodrigo Carrillo Ávila, ingresó gravemente herido a la sala de urgencias de la Clínica 7 del Seguro Social, donde debido a la gravedad de sus heridas sufrió un paro cardíaco.

El septuagenario al sufrir el ataque al corazón estaba siendo preparado por personal médico para ingresar al quirófano, debido a que además de presentar quemaduras por la descarga eléctrica, contaba con fractura de pelvis y fémur.

Lamentablemente pese a los esfuerzos y maniobras de los doctores por salvarle la vida, éste murió y se dió parte a las autoridades correspondientes.

De acuerdo a información proporcionada por las autoridades de la Fiscalía que tomaron conocimiento del descenso, el accidente donde Don Rodrígo, terminó con dichas lesiones ocurrió en su taller de hojalateria ubicado en la colonia 10 de Mayo, de Ciudad Frontera.

Se explicó que el septuagenario se encontraba en el segundo piso de su taller realizando unas reparaciones y accidentalmente tocó las líneas de energía eléctrica.

La descarga hizo que el hombre saliera disparado y cayera del segundo piso, siendo una altura aproximada a los 5 metros, dicha caída le provocó las fracturas antes mencionadas.

Familiares de don Rodrigo al percatarse del accidente, lo subieron a un vehículo particular y lo trasladaron con rapidez a la clínica 7 del Seguro Social, donde lamentablemente murió debido al ataque a su corazón.

Finalmente un Agente del Ministerio Público y personal de Servicios Periciales dieron fe de la muerte y ordenaron que el cuerpo fuera trasladado a una funeraria de la localidad, para la necropsia de Ley.

Tu opinión cuenta