Search
sábado 14 diciembre 2019
  • :
  • :

Exigen a Fiscalía resuelva demanda

 

La inconforme señaló que las autoridades le han dado largas a la denuncia que interpuso el pasado 7 de septiembre, mientras su hijo de 12 años sigue sin asistir a la secundaria a causa de las lesiones del accidente

VERÓNICA PRECIADO/ REPORTERA

CASTAÑOS, COAH. – Iveth Maya Zamora, vecina del fraccionamiento Inmagusa, exigió que la Fiscalía del Estado resuelva la demanda en contra de Max Fernando Tobías Zúñiga, quien hace 3 meses atropelló a su hijo en la colonia Independencia; el menor aún se encuentra en estado convaleciente por la fractura que sufrió en el brazo izquierdo.

La inconforme señaló que las autoridades le han dado largas a la denuncia que interpuso el pasado 7 de septiembre, mientras su hijo de 12 años sigue sin asistir a la secundaria a causa de las lesiones del accidente.

“Yo había llegado a un acuerdo con los padres del joven responsable del accidente, ellos quedaron en que iban ayudarme con los gastos médicos, pero ya nunca se volvieron a parar en mi casa, tengo entendido que ellos tienen influencias porque el caso estaba en Monclova y lo mandaron a mediación aquí en Castaños”.

Mencionó que la atención médica para su hijo, quien además de fracturarse la mano izquierda, sufrió severas lesiones en la rodilla al grado que se la reconstruyeron, así como también fractura de cadera.

Detalló que, el día del accidente Max Zúñiga circulaba en un automóvil por la calle Mina, y por un descuido al volante arrolló al menor que se paseaba en su bicicleta.

“Yo sólo pido lo que es justo porque son muchos los gastos que implica llevarlo a las consultas, ya mañana vamos a Monclova a que le retiren los clavos, esperamos no lo vuelvan a meter de nuevo al quirófano para ponerle una placa”.

Comentó que, debido a las lesiones en la rodilla, a diario debe acudir a curación e ir a rehabilitación a Monclova hasta 3 veces por semana. Y en todo este tiempo ha perdido clases, ya que por prescripción médica tiene prohibido asistir a la escuela.

Tu opinión cuenta