Search
martes 22 octubre 2019
  • :
  • :

Festeja a su Santo Patrono

0003

Desde el día de hoy comienzan los festejos de San Antonio de Padua, pues cada año, los habitantes de esta villita con sus propios recursos organizan dicha celebracion

 

ERIKA GONZÁLEZ/ REPORTERA

 

VIILA DE BUCARELI/ MUNICIPIO DE NADADORES.- Es la Villa de Bucareli, un poblado dentro de Nadadores, donde desde el siglo 18 se edificó una hermosa iglesia, la cual sigue de pie, es ahí donde se encuentra la capilla a San Antonio, la cual fue llevada por los Franciscanos en esa época.

Ahora, San Antonio, se encuentra de aniversario y desde el día de hoy comienzan los festejos de este santo, pues cada año, los habitantes de esta villita con sus propios recursos, se dan a la tarea de organizar con tiempo de anticipación los festejos.

El día de hoy a las cuatro de la tarde habrá lotería, la cual fue organizada por el patronato de la Iglesia, además estarán a la venta los antojitos mexicanos, a las seis de la tarde se dará inicio con la procesión a San Antonio, de la Parroquia de la Villita y regresa la imagen del santo después de que fue restaurada.

A las ocho de la noche habrá una misa, y a las nueve se espera la serenata y para el lunes desde en la mañana se realizará la misa al igual que a las doce del medio día, y al terminar la procesión los acompañantes darán un recorrido alrededor de la Iglesia con la imagen.

La imagen de san Antonio, llegó desde Portugal a Nadadores, en el año de 1604 y fue llevada por los francfiscanos, quienes fundaron la Iglesia y está elaborada con fina madera, la cual este año fue restaurada en su totalidad donde se invirtieron cerca de 20 mil pesos.

PERO QUIÉN ES SAN ANTONIO

San Antonio de Padua, también conocido como san Antonio de Lisboa (Lisboa, ca. 1191 a 1195 – Padua, 13 de junio de 1231), fue un sacerdote de la Orden Franciscana, predicador y teólogo portugués, venerado como santo y doctor de la Iglesia por el catolicismo.

Su capacidad de prédica era proverbial, al punto de ser llamado «Arca del Testamento» por Gregorio IX. Las citas bíblicas en los Sermones dominicales y Sermones festivi —ambas obras de su autoría acreditada— superaron el número de seis mil, lo que supone un nivel de conocimiento escolástico que justifica el título específico que se le adjudicó, doctor evangélico. Sus predicaciones —en particular la de la Cuaresma de 1231— alcanzaron un éxito notable.

Antonio de Padua, segundo santo más rápidamente canonizado por la Iglesia, tras san Pedro Mártir de Verona. Es uno de los santos católicos más populares y su culto se encuentra extendido universalmente. Su festividad se celebra el 13 de junio.

 

Antonio nació probablemente en Lisboa,de allí que el Martirologio romano lo llama «Lusitanus». La casa donde se estima nació el santo, en el barrio medieval de la Alfama, fue destruida completamente en el terremoto que arrasó Lisboa el 1 de noviembre de 1755 y sólo se conserva un pequeño sótano. Su nombre secular era Fernando Martim de Bulhões e Taveira Azevedo, nombre que cambió por el de Antonio en 1220 cuando entró en la Orden de los Frailes Menores. La fecha de nacimiento no es precisa, y se estima entre 1191 y 1195, en el seno de una familia de buena posición en la sociedad lisboeta.

 

Se le llama el “Milagroso San Antonio” por ser interminable lista de favores y beneficios que ha obtenido del cielo para sus devotos, desde el momento de su muerte.  Uno de los milagros más famosos de su vida es el de la mula: Quiso uno retarle a San Antonio a que probase con un milagro que Jesús está en la Santa Hostia. El hombre dejó a su mula tres días sin comer, y luego cuando la trajo a la puerta del templo le presentó un bulto de pasto fresco y al otro lado a San Antonio con una Santa Hostia.  La mula dejó el pasto y se fue ante la Santa Hostia y se arrodilló.

Iconografía: Por regla general, a partir del siglo XVII, se ha representado a San Antonio con el Niño Jesús en los brazos; ello se debe a un suceso que tuvo mucha difusión y que ocurrió cuando San Antonio, estaba de visita en la casa de un amigo. En un momento dado, éste se asomó por la ventana y vio al santo que contemplaba, arrobado, a un niño hermosísimo y resplandeciente que sostenía en sus brazos.  En las representaciones anteriores al siglo XVII aparece San Antonio sin otro distintivo que un libro, símbolo de su sabiduría respecto a las Sagradas Escrituras.  En ocasiones se le representó con un lirio en las manos y también junto a una mula que, según la leyenda, se arrodilló ante el Santísimo Sacramento que mostraba el santo; la actitud de la mula fue el motivo para que su dueño, un campesino escéptico, creyese en la presencia real.

San Antonio es el patrón de los pobres y, ciertas limosnas especiales que se dan para obtener su intercesión, se llama “pan de San Antonio“; esta tradición comenzó a practicarse en 1890.  No hay ninguna explicación satisfactoria sobre el motivo por el que se le invoca para encontrar los objetos perdidos, pero es muy posible que esa devoción esté relacionada con un suceso que se relata entre los milagros, en la “Chronica XXIV Generalium” (No. 21):  un novicio huyó del convento y se llevó un valioso salterio que utilizaba San Antonio; el santo oró para que fuese recuperado su libro y, al instante, el novicio fugitivo se vio ante una aparición terrible y amenazante que lo obligó a regresar al convento y devolver el libro.

Tu opinión cuenta