Search
lunes 16 septiembre 2019
  • :
  • :

¡Hijito perdóname!

La madre de ‘Josecito’ se aferraba al pequeño ataúd y pedía perdón, a la vez que suplicaba a Dios que no se lo llevara a su lado

 

REDACCIÓN/EL TIEMPO

En medio de lágrimas, oraciones y mucho dolor, fue como familiares del pequeño ‘Josecito’ lo acompañaron la mañana de ayer a su última morada, no sin antes ser llevado a la Casa de Dios.

En un pequeño ataúd blanco con su fotografía al frente, y un pequeño globo blanco, el cuerpo de José Luis (“N”) fue llevado ante Dios para recibir la sagrada bendición, mientras familiares y amigos continúan aún sin dar crédito a lo ocurrido.

Fue a las 10:00 horas cuando la carroza de la funeraria local arribó hasta el domicilio de la abuelita materna, donde velaron el cuerpo de Josecito durante la noche, a la espera de amigos y familiares que acudirían a despedirse del pequeño angelito.

Posteriormente el pequeño ataúd blanco fue llevado a la Iglesia y después a su última morada en el Panteón Jardines de La Amistad, donde su madre continuaba sin asimilar lo ocurrido, mientras se aferraba al pequeño ataúd y pedía perdón, a la vez que suplicaba a Dios que no se lo llevara a su lado.

Familiares y amigos se despidieron del pequeño Josecito quien será recordado como un niño alegre y carismático, travieso y feliz.
Será en las próximas horas cuando la madre arribe ante la Fiscalía del Estado para rectificar la denuncia en contra de Roberto Guadalupe, quien se encontraba detenido por posesión de narcóticos hasta la tarde de ayer, cuando un Juez expidió una orden de aprehensión por el delito de homicidio y éste fue sacado de las celdas de Seguridad Pública, para trasladarlo al “penalito” del C-4.

EL CRIMEN

‘Josecito’ de 3 años de edad fue ultimado de 120 tablazos propinados por su padrastro Roberto quien lo golpeó como castigo por haber obrado durante una fiesta en el municipio de Castaños

Tu opinión cuenta