Search
Martes 25 abril 2017
  • :
  • :

Las escuelas también se quedaron ‘sin inmigrantes’

Padres de menores llamaron masivamente a sus escuelas para informar que los niños no asistirían y en su lugar los llevaron a las manifestaciones contra las políticas migratorias de Donald Trump

AGENCIAS / EL TIEMPO

WASHINGTON.- Inmigrantes en todo Estados Unidos se quedaron en casa el jueves en lugar de ir a la escuela o a trabajar, para demostrar su importancia para la forma de vida y la economía estadunidense, durante la protesta nacional denominada “Un Día sin Inmigrantes”.

Los colegios recibieron masivamente llamadas de padres reportando que sus hijos (nacidos o educados en Estados Unidos, pero de raíces inmigrantes) se encuentran enfermos y no asistirán a la escuela.

Traje a mi hija para que aprenda que hay que luchar para que se nos respete”, señaló una dominicana que quiere mantener su nombre en el anonimato y que fue a “La Casa” con su hija, una estudiante de primaria que se maneja mejor con el inglés que con el español.

Según la emisora de radio local WAMU, al menos dos escuelas bilingües de Washington han cerrado hoy en Washington por un acuerdo entre padres, maestros y empleados, quienes llevan su carácter de inmigrante como una medalla.

En Los Ángeles, las escuelas han pedido a los alumnos y profesores a no ausentarse masivamente, ya que podría paralizar todo el sistema público de enseñanza.

Marcela Ardaya Vargas, quien es originaria de Bolivia y ahora vive en Falls Church, Virginia, sacó a su hijo de clases para que la acompañara a la protesta de Un Día sin Inmigrantes en Washington.

Cuando preguntó por qué no iría a la escuela, le dije que iba a aprender sobre inmigración”, comentó. “Nuestro trabajo como ciudadanos es unirnos con nuestros hermanos y hermanas”.

Según la Oficina del Censo, Estados Unidos ha visto un crecimiento histórico de población inmigrante y, según los datos más recientes de 2013, un 13 por ciento nació en el extranjero, equivalente a más de 41 millones de personas.

Ese número es aún mayor si se incluyen los nacidos en Estados Unidos de padres inmigrantes, cuyo carácter ha quedado definido irremediablemente por los vínculos a dos o más países y la diversidad cultural.

Facebook Comments