Search
Viernes 18 agosto 2017
  • :
  • :

Se suicida por difusión en Internet de video sexual

 

El caso de Tiziana comenzó en 2015 cuando denunció violación a la privacidad por la difusión de las imágenes

NOTIMEX / EL TIEMPO

ROMA.- El fiscal de la ciudad italiana de Nápoles, Francesco Greco, confirmó hoy que abrió una indagación por presunta instigación al suicidio, luego que una mujer de 31 años se suicidó tras la difusión en internet de un video donde aparecía teniendo sexo.
En declaraciones a los medios, Greco dijo que también se investiga la posibilidad de que en el caso se haya incurrido en otros delitos, como violación de la privacidad y “stalking”.
La mujer, identificada como Tiziana, se suicidó en una casa en la provincia napolitana donde se había refugiado, después que el video sexual del que era protagonista se viralizó y que fue difundido sin su autorización en Internet.
La chica se había visto obligada a abandonar su pueblo natal, perdió su empleo y hasta había cambiado de identidad para tratar de escapar de la vorágine en la que quedó envuelta y que al final le costó la vida.
Según los medios, en agosto pasado un tribunal dio la razón a Tiziana y, con carácter de urgencia, ordenó a redes sociales como Facebook retirar el video, los comentarios negativos, así como las páginas -más de 100 mil- en las que era mencionado.
Los jueces también condenaron a los autores de la publicación del video, a Facebook y a varios portales y motores de búsqueda en internet a pagar a la víctima 20 mil euros (unos 22 mil 504 dólares) por gastos legales.
Al mismo tiempo, sin embargo, ordenaron a la mujer pagar una suma similar, también por gastos legales, a Youtube, Yahoo, Google, Appideas y Citynews, que ya habían removido las imágenes en cuestión.
El caso inició en 2015, cuando ingenuamente la víctima envió a unos amigos el video que había sido grabado por su pareja cuando mantenían relaciones sexuales.
Los “amigos”, a su vez, enviaron el video a varios teléfonos celulares, de donde después fueron difundidos por la web.
En pocas horas, las imágenes se volvieron virales y la chica ya no podía caminar por las calles de su pueblo, pues era reconocida e insultada.
La imposibilidad de llevar una vida normal y la interrupción de sus relaciones sociales provocaron en Tiziana una fuerte depresión, pese a que la jueza del tribunal de Aversa, Monica Marrazzo, le dio la razón y reconoció que su derecho a la privacidad había sido flagrantemente violado.
Asimismo, la magistrada ordenó a Facebook “la inmediata remoción de la plataforma de esa red social de todo post o publicación con imágenes, fotos o videos, o comentarios referidos específicamente” a Tiziana.
Tras la muerte de la mujer, cinco jóvenes que difundieron el video enfrentan ahora la acusación de presunta instigación al suicidio.

Facebook Comments