Search
martes 19 noviembre 2019
  • :
  • :

Le gusta la mala vida

REDACCIÓN/EL TIEMPO

Aún y cuando le dieron hospedaje por el frío y lluvia, un fronterense terminó pagando mal a los elementos de Bomberos.

Tras ser llevado a su base al área destinada como albergue de personas, donde tenía clima, agua caliente y una cama, el fulano terminó haciendo sus desmanes.

El acusado dijo llamarse Jesús Reyna Zapata de 33 años de edad, quien sólo dijo radicar en el Municipio del Riel, quien fue asegurado por oficiales preventivos.

El personal municipal explicó que después de realizar un recorrido encontraron a Jesús Reyna, vagando por las calles de la Capital del Acero, le tendieron la mano y trasladaron al albergue provisional.

En dicho lugar le ofrecieron alimentos calientes, pero sobre todo un lugar donde pudiera pasar la noche; el hombre no estaba acostumbrado a vivir bien, ya que repentinamente se tornó muy violento y empezó a hacer desmanes e incluso quiso agredir a varios elementos, siendo requerida la intervención de oficiales municipales.

El personal policial que acudió al sitio para controlar los ánimos, procedió con la detención del sujeto para luego llevarlo a la cama de piedra donde estuvo más a gusto.

Tu opinión cuenta