Search
Sábado 16 diciembre 2017
  • :
  • :

Mauricio Ochmann, un homofóbico en “Hazlo como hombre”

 

El actor Mauricio Ochman salió de su zona de confort en su protagónico dentro de la película “Hazlo como hombre”, en donde da vida a un personaje homofóbico, conservador, pero a su vez cómico.

Informó que cuando le llegó el guión le pareció una gran oportunidad para hacer algo distinto en su carrera, con un papel con el que podía explorar más su trabajo.

“Empecé haciendo comedia con Héctor Suárez, en ‘sketches’ y diferentes cosas. He tratado de meter eso en otros personajes, por ejemplo en ‘El Chema’, le agregué humor negro, pero ésta sí es una versión distinta, lo llevé a otro límite”, declaró.

En entrevista, dijo que hacer drama y melodramas es algo a lo que estaba acostumbrado, por lo que ahora confió en el director Nicolás López en los detalles del filme.

“Me gustan todos los temas que toca la trama y cómo los pone de frente y sin pelos en la lengua, situaciones que nos pasan como sociedad y seres humanos, como es el machismo”, opinó.

El histrión es cofundador de la productora A Toda Madre Entertainment, que se asoció a este largometraje que se estrenará en las salas de cine en México, el próximo 10 de agosto.

Acerca de este negocio, explicó que, junto con Aislinn pretende seguir generando contenido para producir tanto series, como películas y teatro “aquí nos invitaron a colaborar con la productora por primera vez, fue algo increíble”, platicó.

Espera que el contenido del filme impacte de alguna manera a la audiencia, que asegura se divertirá mucho con un hilo conductor que no tiene chistes de pastelazos, sino de circunstancias.

Su personaje “Raúl”, está pasando por una crisis en su vida, en el que su mejor amigo de toda la vida sale con la noticia de que es homosexual, algo que le afecta, pues ambos son cómplices de fechorías y han crecido juntos.

Algo que le gustó es que “Hazlo como hombre”, que se estrenará en septiembre en Estados Unidos, es que no pone el machismo sólo en el hombre, sino también en las mujeres.

“No es algo de género, sino generacional, que viene de las abuelitas, de las mamás y de la educación, que tenemos no sólo en México, sino en Latinoamérica y Estados Unidos, ya que nos enseñan a que los hombres no lloran, tienen que ser fuertes, sin mostrar debilidad, sensibilidad”, concluyó.

Facebook Comments