Search
miércoles 21 agosto 2019
  • :
  • :

Pánico en guardería

Nota9A

La mamá de la pequeña fue abordada por cinco tipos mal encarados que viajaban en un vehículo, lo que desató el pánico.

BRENDA REBOLLOSO/EL TIEMPO

Una madre de familia vivió los peores minutos de su vida al ser interceptada por un auto en el que viajaban cinco sujetos, cuando se disponía a dejar a su pequeña de tres años de edad en una guardería, ubicada en calles de la colonia Obrera Sur.

Los hechos se registraron minutos antes de las 09:00 horas de ayer, cuando la madre de familia arribó en su vehículo a la estancia infantil denominado “Pistas de Blue”, la cual se localiza sobre la esquina de las calles Secundaria 2 con Estándar 4 del mencionado sector.

Fue en cuestión de minutos cuando un automóvil de color blanco en el que viajaban al menos cinco tipos la interceptó, siendo uno de ellos el que bajara del vehículo para bombardearla, realizándole preguntas referentes a su pequeña.

“La Mami entró muy asustada, no nos supo decir qué tipo de auto era, pero nos comentó que optó por meterse rápidamente a la guardería por temor a que los tipos, que tenían aspecto mal encarado, se la fueran a arrebatar” informó Angélica Mireles Esparza, directora de la Guardería “Pistas de Blue”.

Agregó que cuestionó a la madre de familia sobre si tenía algún problema con el padre de su hija o alguna otra persona, a lo que la mujer que vivió el mal momento, negó rotundamente tener alguna rencilla con alguna persona.

“Todo parece ser que fue algo al azar, tal vez los tipos sólo pasaban por el lugar, no lo sabemos, pero lo que sí nos dijo la mami es que no se veía que estuvieran en sus cinco sentidos cuando la cuestionaron sobre su hija, y si sobre nuestras instalaciones eran una guardería” manifestó Mireles Esparza.

La directora agregó que resguardó el lugar cerrando los accesos luego de dar parte de lo ocurrido a las autoridades, además de al personal de Protección Civil.
“Tuvimos un simulacro y aproveché para informar de lo sucedido a Protección Civil, ya que nos piden que tengamos abierto el acceso en caso de alguna emergencia, sin embargo, al saber de la gravedad del caso, tanto ellos como Sedesol me autorizaron a colocar candados en nuestra entrada principal” concluyó.

Tu opinión cuenta