Search
Martes 18 septiembre 2018
  • :
  • :

Quien sigue la palabra de Dios no debe temer el juicio final

GUADALUPE PÉREZ / REPORTERA

 

La siembra de buenos valores y la fe, fueron el tema durante la misa dominical, en donde el padre, Nazario Moreno, conminó a seguir el ejemplo que Jesús brindó, mediante la parábola de la semilla, la levadura, el trigo y la cizaña.
El padre dio lectura a una parábola, en donde Jesús, explica a sus seguidores, que el reino de los cielos, se parece a una semilla de mostaza, que aunque pequeña, finalmente germina en el suelo, crece y llega a ser un arbusto, que crece en medio de las hortalizas.

Aunque los sembradores quieren quitarla, el dueño de las tierras, no lo permite, y finalmente el arbusto, se convierte también, en el lugar ideal para que las aves hagan sus nidos, con lo que se refiere a un ejemplo, de que el alma, puede crecer impulsada con la Gracia Divina y alimentada con la Eucaristía, fortalecida con la oración.

Después, en la misma parábola, se menciona la levadura en la masa, lo que hace que la masa fermente y hace crecerla, lo que vendría a ser el alma de los fieles a la iglesia, quienes se alimentan y fortalecen en la oración, le sigue entonces el tigro y la cizaña, está última considerada como la “mala hierba”, en donde Jesús, explica que tras haberse sembrado los campos de trigo, el enemigo del dueño de las tierras fértiles, vino a sembrar la cizaña para afectarlo.

“Pese a que el dueño de la tierra, se dio cuenta de lo que la cizaña estaba creciendo entre el trigo, decidió dejarla crecer y separarlas al momento de la cosecha; Jesús, explica a sus discípulos, que el Señor viene siendo el dueño de la siembra, el campo es el mundo, el trigo son las personas, el granero el reino de los cielos y la cizaña, son es todo lo negativo, el fin del mundo, pero los segadores, son los ángeles y son ellos quienes recogen la cizaña como el trigo, y finalmente los separan al momento de la cosecha; con esto nos habla Jesús, de que el Señor nos habla de su justicia, cuando llegue el fin del mundo”, indicó.

El padre Moreno, dijo que quién sigue la palabra del Señor, no debe temer al juicio final, que viene a ser el momento de la cosecha por parte de los ángeles, quienes llevarán las almas ante el Todopoderoso, mientras que lo negativo, no podrá entrar al reino de los cielos.

 

 

Facebook Comments