Search
Viernes 21 septiembre 2018
  • :
  • :

Reasigna TEPJF plurinominales

Le fue retirada la diputación de representación proporcional al priista Mario Enrique Morales, reasignándosela a su correligionaria Diana Patricia González

 

VANGUARDIA/EL TIEMPO

La resolución de este fin de semana del TEPJF, que reasignó las diputaciones plurinominales del próximo Congreso de Coahuila y otorgó así una histórica cifra de 14 de las 25 curules a mujeres, impone más que nunca un reto a la paridad de género: que las diputadas tengan, ahora sí, un mayor peso en la Legislatura.

El viernes por la noche, la Sala Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación retiró la diputación de representación proporcional al priista Mario Enrique Morales, reasignándosela a su correligionaria Diana Patricia González.

De igual forma, quitó la curul a José María Velázquez Ruiz, para dársela a la también perredista Claudia Isela Ramírez Pineda, dejando así un 56 por ciento de representación femenina para la 61 Legislatura (2018-2020).

Y es que si bien en la 60 Legislatura (2015-2017) ocuparon 12 de 25 escaños, sólo uno debajo de los obtenidos por hombres (13), su influencia en el Congreso durante estos tres años estuvo muy por detrás de lo que esa proporción significó.

La Junta de Gobierno, los principales grupos parlamentarios y las comisiones del Legislativo local estuvieron encabezados por hombres.
José María Fraustro Siller, además de liderar a la bancada del PRI, preside el máximo órgano rector del Congreso: la Junta de Gobierno.
El reparto de la Coordinación de Comisiones no se quedó atrás en la disparidad. De un total de 24, las diputadas sólo lideraron 9, y de éstas, ninguna de las más importantes: Presupuesto; Gobernación, Puntos Constitucionales y Justicia; Auditoría gubernamental y Cuenta Pública; Finanzas; Hacienda o Seguridad Pública, que fueron encabezadas por hombres.

De tal modo, la 61 Legislatura puede ser un parteaguas para que haya un trabajo y peso realmente equitativo.
En la sesión del pasado viernes, la Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación dejó sin efecto la asignación de diputados locales plurinominales realizada por el Tribunal Electoral de Coahuila, y dictó una nueva redistribución.

Con ello, 14 de las 25 curules del Congreso del Estado estarán ocupadas por mujeres, dejando sólo 11 escaños a hombres, una proporción nunca vista en una Legislatura local.
Respecto de los nueve juicios que se hicieron valer contra los resultados de la elección de diputados por el principio de representación proporcional, por unanimidad de votos la Sala determinó revocar en esta parte la resolución impugnada y dejar sin efectos la asignación realizada por el Tribunal Local, al resultar fundado el agravio en el que se señalaba que no se habían revisado correctamente los límites de sobre y de subrepresentación, y advertir que la integración paritaria del órgano requería de un ajuste en la asignación realizada en aquella instancia.

En la sentencia, los magistrados determinaron que no debía aplicarse el artículo 33 por establecer un porcentaje menor al 3 por ciento para que un partido pueda acceder de la distribución de diputaciones por el principio de representación proporcional.

Del examen que realizó la sala determinó que el dos por ciento que prevé el artículo 33 de la Constitución Local, no es acorde a las bases del sistema de representación proporcional contenidas en el artículo 116, de la Constitución Federal, que sostiene que el porcentaje mínimo para conservar registro, lo correspondiente al 3 por ciento, es también la base mínima para que una fuerza política minoritaria, como en el caso lo fue el partido Unidad Democrática de Coahuila-,  participe del procedimiento de asignación de diputaciones por el principio de representación proporcional y obtenga un espacio en el Congreso.

Por otro lado, el Tribunal confirmó el cómputo total de la elección de diputados locales de mayoría relativa en Coahuila, realizado por el Consejo General del Instituto electoral local, al no demostrarse las causales de nulidad de la votación y de la elección hechas valer, pues no se acreditaron como era necesario la existencia de las irregularidades graves que el partido inconforme señaló se presentaron durante la jornada electoral.

El pleno de la Sala desechó los recursos de impugnación a diputados locales y con ello confirmó que “no hubo irregularidades graves en el proceso de elección durante la pasada jornada electoral”. A través de un comunicado se dio a conocer que las causales de nulidad de la votación y de la elección no fueron acreditadas.

Facebook Comments