Search
Miércoles 26 abril 2017
  • :
  • :

Infiltrados en la marcha



Mientras que los que andaban uniformados, crearon pánico innecesario en la Zona Centro de la Ciudad.

EL TIEMPO

Incidentes menores ocurrieron durante la pacífica marcha realizada por ciudadanos en contra del gasolinazo, ocurrida la tarde de ayer, donde destacó la infiltración de elementos vestidos de civil, de los diferentes cuerpos policiacos, mientras que los uniformados municipales crearon pánico en los negocios de la Zona Centro innecesariamente.

Y aunque la marcha transcurrió sin grandes problemas ni brotes de violencia, para nadie fue un secreto que las llamadas fuerzas del orden inmiscuyeron a sus elementos, algunos de los cuales vestían zapatos de seguridad, mientras que una corporación utilizó a mujeres, para intentar pasar desapercibidos.

Por su parte, algunos automovilistas perdieron la cordura cuando quedaron atrapados por la marcha, destacando un incidente ocurrido en el estacionamiento de BANAMEX, sobre el Pape, donde una conductora estaba aferrada en reventar la manifestación para poder salir, echándoles su camioneta, aunque esto sólo provocó rechiflas, más nadie contestó violentamente.

Lo mismo hizo el chofer de un camión de transporte urbano, quien a pesar de ser los más afectados con la causa que defendían los ciudadanos, no le importó echarles el armatoste para que abrirse camino.

Fue también un camión de autobuses Coahuilenses, el que se quedó atrapado en el cierre de Pape y Madero, del cual su chofer intentó retornar de reversa, impactando a un camión urbano de la ruta Flores-Borja, sin que el accidente trascendiera a mayores, pues ambos choferes lo que querían era salir del lugar.

Desafortunadamente, les faltó tacto a los elementos de la Municipal en el Primer Cuadro de la Ciudad, ya que llegaron corriendo a los negocios ubicados frente a la Plaza Principal, indicando que se acercaba una manifestación y que abría saqueos, lo que causó pánico entre los empleados de las diferentes cadenas de tiendas, los cuales cerraron abruptamente sus puertas, encerrándose y expulsando a los clientes a la calle.

Esto fue algo innecesario, ya que la manifestación jamás llegó al Centro de la Ciudad, pues fue desviada hacia el monumento a Madero, lugar donde personas ajenas a la ciudadanía, trataron de convencer a la concurrencia a marchar hasta PEMEX, para tomar venganza por los hechos ocurridos el pasado jueves.

Y aunque no se vio la presencia del GATE, ni de Fuerza Coahuila en el lugar, lo cierto es que un convoy de este cuerpo policiaco se mantuvo en lo alto de la Loma de la Bartola, desde donde monitorearon la manifestación, con la ayuda de sus elementos infiltrados.

Sólo hasta que terminó la manifestación pacífica, la caravana del GATE bajó, reportándose que en el camino iban realizando revisiones a los peatones, revisándoles su celular únicamente.

Facebook Comments