Search
Jueves 20 julio 2017
  • :
  • :

Y tu correspondes a Ese sacrificio de Jesús ?

POR: HÉCTOR RODRIGUEZ

La crucifixión era la ejecución más cruel y afrentosa que conoció la antigüedad.
Un ciudadano romano no Podía ser crucificado.
La muerte sobrevenía después  de una larga agonía.

A veces, los verdugos aceleraban el final del crucificado quebrantándole ases, pernas.

Desde los tiempos apostó-licos hasta nuestros días muchos son los que se niegan a aceptar a un Dios hecho hombre que muere en un madero para salvarnos: el drama de la cruz sigue siendo motivo de escándalo para desvirtuar el sentido de la Cruz.

Los judíos y locura para los gentiles. Desde siempre, ahora también, ha existido la tentación de La unión íntima de cada cristiano con su Señor necesita de ese conocimiento completo de su vida, también de este capítulo de la Cruz.
Aquí se consuma nuestra Redención, aquí encuentra sentido el dolor en el mundo, aquí conocemos un poco la malicia del pecado y el amor de Dios por cada hombre.

No quedemos indiferentes ante un Crucifijo. « Ya han cosido a Jesús al madero, Los verdugos han ejecutado despiadadamente la sentencia. El Serror ha dejado hacer, con mansedumbre infinita. »No era necesario tanto tormento.

Él pudo haber evitado aquellas amarguras, aquellas humillaciones, aquellos malos tratos, aquel juicio inicuo, y la vergüenza del patíbulo, y los clavos, y la lanza.,. Pero quiso sufrir todo eso por ti y por mí. Y nosotros, ¿no vamos a saber corresponder? »Es muy posible que en alguna ocasión, a solas con un crucifijo, se te vengan las lágrimas a los ojos. No te domines… Pero procura que ese llanto acabe en un propósito»

Facebook Comments