Search
sábado 17 agosto 2019
  • :
  • :

Se entrega solo en Comandancia

Tuvo que armar “un pancho” para que lo encerraran.

REDACCIÓN/EL TIEMPO

Al encontrarse bajo los efectos de las drogas y el alcohol el conocido malviviente apodado “El Topo”, llegó por su propio pie a las instalaciones de Seguridad Pública Municipal, donde empezó alterar el orden para que lo remitieran a una celda el resto del día.

El conocido adicto a los inhalantes quién cuenta con un largo historial de arrestos se encuentra registrado en el sistema con el nombre de Francisco Guel Vásquez de 35 años de edad, quien tiene su domicilio en la calle 27 de la colonia Guerrero.

Los hechos ocurrieron la mañana de ayer, cuando “El topo” llegó por su propia cuenta, al departamento de Control Legal de Detenidos, dónde empezó a alterar el orden, por lo que de inmediato los oficiales preventivos que custodiaban las puertas del recinto municipal procedieron con su detención.

Tal parece que el malviviente lo único que buscaba era pasar el resto del día en una celda ya qué juraba que se acababa de dar un banquete de resistol amarillo combinado con alcohol por lo que apenas y podía sostenerse en pie.

Finalmente se le cumplió su deseo y el Juez Calificador en turno ordenó que fuera remitido a la cárcel municipal, por espacio de varias horas, para evitar que este causara desmanes en alguna otra parte de la Ciudad.

Tu opinión cuenta