Search
Domingo 9 diciembre 2018
  • :
  • :

Sobrevivió a explosión y tramita su retiro de AHMSA

A un metro de distancia sintió el estallido de la olla que le ocasionó horribles quemaduras y al recuperarse de las lesiones se despide de la empresa

HÉCTOR SOSA/REPORTERO

Juan Manuel Sierra Maldonado, obrero de Altos Hornos de México, quien el pasado 12 de mayo sobreviviera a una explosión ocurrida en el Convertidor 1 del BOF en la Siderúrgica Dos, relató los momentos que vivió durante este horrible accidente.

Con 60 años de edad y con casi 34 años de antigüedad laboral en la factoría, sobrevivió para contar que este accidente ocurrió a pocas semanas de haber iniciado los trámites para su retiro voluntario de la empresa y sin haber tenido algún accidente incapacitante durante su estadía laboral.

De lo que se le quedó grabado al momento de la explosión durante el sábado 12 de mayo por la mañana, fue que su jefe de turno ya había tenido problemas con el equipo durante el turno de tercera.

“Yo le decía que ya no vaciáramos, respondiendo que de perdido lo hiciéramos para terminar la secuencia de colada, ¡pues vamos a darle!, y ya cuando estábamos preparando la vaciada, cuando dijeron vamos a vaciar, yo estaba ahí cerquitas como a un metro, pues nada más sentí la explosión, me di vuelta y trate de cubrirme, fue instantáneo, ni tiempo tuve de tener miedo”, describió.

Sentado en el sofá del despacho del Secretario General de la Sección 288, a donde acudió a realizar los últimos trámites para su retiro y pensión “Sierrita”, como le conocen sus compañeros y amigos, señaló que en su antigüedad laboral nunca había sufrido ni una incapacidad, ningún accidente hasta ese sábado 12 de mayo, fue la única incapacidad que tuvo.

El mensaje que lanzó a sus compañeros es a tomar todas las precauciones que sean posibles, sobre todo para los muchachos nuevos.

“Por ejemplo a mí me ayudó gracias a Dios, que siempre traje mi equipo de seguridad, fue lo que realmente me salvó y gracias a Dios y a los médicos y al apoyo de todos salimos adelante y aquí estoy”, expuso.

Así mismo recordó que tras la explosión se fue caminando, tratando de protegerse, a pesar de que no se veía absolutamente nada, por lo que buscó una salida del lugar.

“Avancé me, me mire la mano y luego la otra, ya bien destrozada, y al momento que tuve un poco de visión seguí dando pasos y me vieron, oí que dijeron, es Sierra y hasta ahí más o menos recuerdo que baje caminando hasta donde estaba la ambulancia al nivel cero, ya con ayuda de los compañeros y me subieron a la camilla,” expresó.

En la ambulancia sintió que le quitaron toda la ropa mientras le ardía todo el cuerpo pidiéndoles que se fueran rápido al hospital, camino que se le hizo eterno ya que llegó inconsciente.

Una vez en el hospital, inconsciente escuchaba que le decían a su esposa e hijos, que en unos momentos más les entregarían su cuerpo para que lo fueran a enterrar y ahora cae en que fueron pesadillas que tuvo durante esas horas.

Fue una experiencia muy pesada de mucho sufrimiento, puesto que después de un largo mes comenzó a dar pasos con ayuda de sus familiares, después de 15 días hospitalizado en la Ciudad de Monterrey.

Aprovechó para dar el agradecimiento a la empresa Altos Hornos de México, al Doctor Bonilla Médico de AHMSA, a sus compañeros y al Comité Local de la Sección 288, que nunca dejaron solos a sus familiares y estuvieron siempre a la orden en lo que se necesitó, eso fue de mucha ayuda.

Facebook Comments