Search
Sábado 26 mayo 2018
  • :
  • :

‘Soplando Vidas’ para el necesitado

La asociación altruista opera un comedor que está instalado frente al Hospital Amparo Pape

 

MARCO ESCALERA /REPORTERO

“Soplando Vidas” se ha convertido en el pedacito de cielo para los familiares de los pacientes que se encuentran hospitalizados en el Amparo Pape, pues ahí acuden a comer y también son auxiliados en diversos aspectos.

La asociación altruista es dirigida por Alma Pérez López, quien con aportaciones propias y de terceras personas a través de “Soplando Vidas” ayuda a la gente.

Entrevistada por EL TIEMPO, Alma relató que la labor altruista surgió hace 15 años atrás, cuando su hija Evenecer, nació con una malformación en el esófago, lo que le provocaba regresar toda la comida que consumía, una enfermedad calificada por los médicos como de tercer nivel, ya que de 1 millón de nacimiento, una persona nace con este padecimiento, por lo que tuvo que ser atendida directamente en la Ciudad de Monterey, Nuevo León.

Durante 8 largos años estuvieron acudiendo constantemente a la Ciudad regiomontana donde se quedaban por varios días viviendo necesidades bastante precarias, y sólo en ocasiones contaban con dinero, pero al desconocer la Ciudad, los traslados para consumir alimentos los dejaba gastados.

“Cuando nosotros estamos por allá, también nos llevaban un taquito, algunas iglesias o grupos altruistas que sabían que mucha gente estaba sin comer cuidando a sus enfermos y fue cuando nació esa idea en mí, y dije, cuando salga de aquí y Dios me permita tener a mi hija bien yo voy a poner un lugar donde pueda darles alimento a las personas que van a Monclova de otras ciudades a la hospitalización de sus familiares”, expresó Alma Pérez.

Fue así como hace 10 años inició la noble labor de llevar alimento a los familiares de las personas hospitalizadas, pero lo hacían únicamente los martes y hasta hace 5 años rentaron un local justo enfrente del Hospital, Amparo Pape de Benavides para que la gente sólo cruce la calle y pueda alimentarse de forma gratuita en los horarios establecidos.

Actualmente esta organización se dedica a dar todo tipo de apoyos a los más necesitados en todos los sentidos, ya que inician apoyado con el comedor que todos conocen como “Soplando Vidas”, pero también les proporcionan el medicamento que en ocasiones el hospital regional no tiene para brindar a los pacientes y es cuando los familiares comienzan a mostrar preocupación al no contar con el dinero suficiente para adquirirlos.

Es ahí donde interviene “Soplando Vidas”, Alma, es una de las personas que utiliza benéficamente las redes sociales, ya que hace publicaciones solicitando ayuda ya sea con material como jeringas, guantes, gasa, o medicamento que se requiere en ese momento y afortunadamente muchos responden y se ponen en contacto para apoyarla con estas necesidades.

Esto ha ocasionado que personas de esta misma región busquen “Soplando Vidas” para solicitar diferentes tipos de apoyos para personas con alguna enfermedad complicada, operaciones costosas, lo que ha orillado a que realicen algunas actividades como el evento en puerta para conseguir recursos económicos con tres jóvenes que tienen insuficiencia renal.

Una de las mayores satisfacciones de quien está al frente de esta Asociación, es ver el rostro de las personas que al acudir a su comedor, se dan cuenta que no están solos, que hay gente que sinceramente busca ayudarlos, ver como se relajan y se olvidan por unos segundos del problema que tienen dentro del hospital.

Una de las mejores experiencias que tienen Alma Pérez dentro de estas actividades, es que su familia está involucrada en este proyecto y que con gusto colaboran en cada ayuda que realizan, en cada actividad que llevan a cabo, aun y que las que trabajan diariamente en el comedor son sólo ella y su hija.

Así mismo ha logrado encontrar amistades sinceras quienes al ver que reciben importante ayuda sin obtener nada a cambio, desean colaborar lavando los platos o ayudar a limpiar su comedor para que otras personas lleguen a un lugar con paz, tranquilidad pero sobre todo higiénico donde comer.

El mejor pago que recibe es que cuando las personas se van, siguen en contacto con ella para ver la forma de cómo seguir ayudando desde lejos creando así un circulo de buena voluntad que sin lucro alguno desea el bien estar de personas que quizá nunca conocerán.

Pero por el otro lado, también existen amargas experiencias, como casos donde desafortunadamente no se puede hacer nada, como en el Municipio de Castaños, con una mujer que era madre soltera con una bebé de tan sólo 2 añitos de edad, a la cual llegaron hasta su hogar, comenzaron a trabajar para buscarle ayuda, para encontrar personas que pudieran aportar poco o mucho, sin embargo fue en vano, ya que al cabo de unos días falleció.

“Llegamos muy optimistas, como en todos los casos iniciamos buscando la ayuda que se requería, pero en esta ocasión la muerte de esta mujer se nos adelantó, no nos dio el tiempo para luchar y encontrar personas que pudieran ayudarla, también otro caso de un bebé que hace unos días falleció dentro de este hospital, siempre nos duele ver niños tan pequeños que pierden la vida, también lo que nos duele es ver la impotencia de toda la gente cuando requieren dinero por una urgencia médica”, comentó.

Por eso consideró importante el que cada vez sean más personas las que se sumen a este proyecto, que puedan ayudar con poco o lo que lleguen a tener en caso de que se requiera, ya que esta Asociación no cuenta con recursos económicos, puesto que el trabajo que se hace es por el gusto de servir, ayudar y ver bien a todas las personas.

Por último, destacó que la imagen que representa “Soplando Vidas”, es justamente una mano en el corazón, por lo que Alma Pérez invitó a todos a levantar la mano y acercarla a cada uno de sus corazones para luego disponer de lo que tengamos y poder ayudar a personas que verdaderamente lo necesitan.

Facebook Comments