Sus gigantescos senos no paran de crecer, se han convertido en su tortura

“Mis grandes senos me han arruinado la vida. Me han afectado todo”, asegura la joven británica Fiona Hornby de 25 años, sus senos ya son 48J

VANGUARDIA / EL TIEMPO

INGLATERRA.- Una joven inglesa clama desesperada por ayuda para recolectar los fondos para hacerse una reducción de busto, ya que no aguanta el peso de sus senos medida 48 J, que según asegura siguen creciendo descontroladamente.
Fiona Hornby, de 25 años, sufre de una condición conocida como macromastia o gigantomastia juvenil.

El padecimiento provoca un crecimiento anormal y desmedido en el tejido del pecho que incluso le provoca úlceras dolorosas a las pacientes.

La residente de Greater Manchester además sufre dolores de espalda, y, a veces, estar más de 5 minutos de pie es tortuoso. Adicional, le resulta complicado conseguir ropa que le sirva.

“Mis grandes senos me han arruinado la vida. Me han afectado todo”, sostuvo al Daily Mail. “Mi autoestima ha caído al suelo.

No encuentro ninguna ropa que me sirva y no puedo usar la vestimenta que usa gente de mi edad”, detalló.

“Tengo dolores de espalda terribles debido al tamaño de mis senos. No puedo pasar la aspiradora o dormir de forma adecuada. Si estoy lavando utensilios, yo necesito tomar un descanso porque el dolor es terrible”, añadió.

“Se me hace difícil estar en público porque la gente piensa que tengo senos grandes porque estoy gorda. Alguna gente me ha preguntado si me había hecho los senos porque los ven tan grandes”, contó la joven.

Hornby abrió una cuenta en GoFundMe para tratar de conseguir los £5,500 (poco más de $6,000 dólares) para la operación de reducción de busto.

Tu opinión cuenta