Tomar llamada de extorsión es entregar el alma al diablo

Personal de la Fiscalía de Coahuila llevó a cabo una capacitación a sacerdotes y personal eclesiástico ya que han sufrido extorsiones y secuestros exprés o los llamados virtuales

DOLORES GUERRERO/REPORTERA

El caso donde un par de Frailes de la Iglesia San Francisco de Asís no es aislado, se han dado ya otros donde personal de las iglesias son víctima de extorsiones y secuestro exprés, por este motivo ayer personal de la Fiscalía de Coahuila les impartió una capacitación y evitar caer en estas situaciones informó Jacky Campbell, trabajadora de la Diócesis de Saltillo.

Se han tenido extorsiones virtuales o cibernéticas y el caso de los frailes fue lo último que se presentó, existen además escuelas católicas y de la diócesis en donde también se han presentado casos, dijo Jacky Campbell.

“Hemos visto como los chicos y chicas comparten sus packs, en informaciones que hacen que estén tan tristes que consideren suicidarse o ya lo hicieron, o que los estudiantes estén siendo acusados por sus escuelas por los delitos algunos de índole federal que cometen,” comentó.

Es por eso que están apoyando a las trabajadoras de las iglesias y parroquias, quienes son los primeros que toman las llamadas, que son las que a veces no identifican las llamadas de done vienen, o son teléfonos rústicos, o son conmutadores siendo el primer contacto con las personas malas.

“Por eso queremos ayudarles con información y entender que tenemos que cuidarnos nosotros mismos, y a veces los trabajadores que contestan toman llamadas que hacen entregar su alma al diablo o a benditos que hacen mejor su trabajo que nosotros”.

Se han capacitado a más de 28 parroquias y comunidades de la diócesis y estos estarán llevando la información a la comunidad para que todos estemos prevenidos.

Tu opinión cuenta