Search
miércoles 20 noviembre 2019
  • :
  • :

Trailero sin frenos aplasta a conductor

El dompe a su vez impactó a un auto, lesionando a una mujer. Pape y Sidermex fue el escenario de la muerte.

REDACCIÓN/EL TIEMPO

Aplastado por un tráiler que cargaba más de 100 toneladas de material y con doble remolque, murió el conductor de una camioneta la tarde de ayer; el tráiler que se quedó sin frenos por la carga, primero impactó la camioneta por detrás, a gran velocidad y la embarró contra un dompe que esperaba en el semáforo, para luego caerle encima, arrancándole la existencia de manera instantánea al conductor, frente a la Pepsi.

Aunque paramédicos acudieron con premura al Bulevar Pape con Sidermex, nada se podía hacer por Jacobo Esparza Marrero, ya que sus restos estaban prensados entre los fierros retorcidos de lo que segundos antes fue una Chevrolet Silverado en color arena.

El trailero que iba a bordo de un Kenworth en color blanco, propiedad de la empresa Fraga, escapó para eludir la acción de la justicia, después de arrancar la vida de manera cruel a don Jacobo, de oficio soldador, quien había ido a comprar la comida minutos antes de las 14:00 horas.

Al llegar a Pape y Sidermex detuvo su marcha detrás de un Torton en color blanco, que transportaba carpeta, tripulado por Jorge Rodríguez, ambos esperaban la luz en verde sin imaginar que se acercaba el tráiler maldito.

De acuerdo al peritaje, el trailero no pudo detener el armatoste debido al peso de la carga, por lo que chocó de manera potente a la camioneta, la cual acabó bajo el dompe, y de la misma velocidad en que iba, el tráiler siguió avanzando por encima de la camioneta, aplastando y dado muerte instantánea a don Jacobo.

El dompe propiedad de la empresa AMN Logística, golpeó también un Volkswagen Gol, que estaba adelante, donde viajaba el matrimonio compuesto por Jesús Alberto Treviño y su esposa Claudia Esperanza Sierra, resultando ésta lesionada.

Tras la llegada de la Policía y rescatistas, sólo se confirmó lo evidente, iniciando las labores para rescatar el cuerpo.

Sin embargo, las labores de rescate tardaron más de dos horas, debido a que el peso del tráiler dificultaba la extracción de los restos del soldador.
Rescatado el cuerpo, un agente del Ministerio Público dio fe del deceso y ordenó su traslado a una funeraria.

Para ese momento ya se había congregado la familia del occiso, por lo que fue terrible para los presentes, primero ver el fallecimiento de un hombre y luego presenciar el enorme dolor que su partida causó a su familia.

Tu opinión cuenta