Search
Jueves 15 noviembre 2018
  • :
  • :

Van 34 muertos tras incendio en albergue

Un joven del centro relató que las chicas estaban encerradas bajo llave en un aula al momento del suceso, y denunció que las autoridades tardaron mucho en reaccionar

AGENCIAS / EL TIEMPO

GUATEMALA.- El número de jóvenes muertas en Guatemala, tras el incendio ocurrido en un albergue infantil, aumentó a 34, mientras que 20 permanecen ingresadas por el fuego que surgió, cuando protestaban por supuestos abusos sexuales y físicos.

Doce de las víctimas perdieron la vida en las últimas horas, y las que siguen internadas presentan quemaduras de hasta cuarto grado, por lo que la mayoría de ellas, de entre 12 y 17 años, está en estado grave y el riesgo de mortalidad es alta.
Según las primeras pesquisas, el fuego fue originado por las mismas jóvenes en unos colchones del Hogar Virgen de la Asunción, una casa hogar administrada por el Estado, y con un hacinamiento que ya había motivado múltiples denuncias.
Un joven del centro, Daniel, contó a la prensa que las chicas estaban encerradas bajo llave en un aula al momento del suceso, y denunció que las autoridades tardaron mucho en reaccionar.
La casa hogar de menores, ubicada en el Municipio capitalino de San José Pinula, ha estado envuelta en polémica desde el año pasado.
Al menos 47 jóvenes se fugaron entonces, lo que llevó a la Secretaría de la Presidencia encargada de la guardia y custodia, a destituir en su momento al Director.
En el centro, hay internados 748 menores de ambos sexos, aunque tiene capacidad para 400.
Entre ellos, además de huérfanos o víctimas de violencia, también hay algunos acusados de pertenecer a pandillas o de delitos criminales, denunciaron los familiares.
Ante lo ocurrido, el Gobierno destituyó al Director, decretó tres días de luto y reconoció que la tragedia se pudo haber evitado, pero responsabilizó de ello a las autoridades judiciales por no autorizar el traslado de los menores más problemáticos a otros centros.
Al filo del mediodía de ese trágico día, en los alrededores de ese centro de menores era evidente la presencia de la Policía ante el temor de que los familiares intentaran entrar por la fuerza para saber la suerte de los suyos.
Tras el impenetrable cerco policial se podía ver cómo algunas de las niñas, con los rostros tapados con toallas, han sido llevadas a vehículos del Sistema Penitenciario para ser trasladadas a otros centros, sin que las autoridades precisaran a dónde.
Una de las madres, con muestras de desesperación, se quejaba de la falta de información.

”Tenemos derecho a saber qué ocurrió con nuestros hijos

”Quiero justicia porque a él lo violaron (…) y vino por drogadicción, porque me golpeó y porque tiene autismo”, clamó entre sollozos Alicia López, de 50 años.
El Hogar Seguro Virgen de la Asunción, dependiente de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia, alberga a más de 600 niñas y adolescentes víctimas de violencia familiar, niños de la calle, jóvenes con problemas de drogadicción o abusos sexuales.

Facebook Comments