Vergüenza deberían tener…

Juan Carlos Ortiz
REPORTERO/ EL TIEMPO

No hay nada de novedades en cuanto al deporte de la Facultad Contaduría y Administración, la cual dirige aun el director Jesus Nahuat, quien desde que tomó las riendas, realizó cabios que no tuvieron cambio alguno.

Mucho menos con el cargo que le pone a su amigo Gabriel Campo Redondo, quien es el coordinador deportivo, teniendo dos cargos más uno en la Utrcc, así como coordinador del parque Xochipilli uno, el cual está de pie gracias a que ya tienen un sistema, pero también sufre de su ausencia.

El joven maestro presume en sus fiestas que los puestos los tiene gracias al partido del PRI, mencionando mucho los apellidos Villareal y Osuna, pero no dan a conocer nombre.

Pero lo cierto es que las canchas están totalmente olvidadas, sin tener la más mínima posibilidad de ser usadas, ya que apenas y se logra ver la barda de las mismas.

Una cancha de futbol siete y una cancha de Voleibol playero, que se le dio vida en la época de Gilberto Gutiérrez, manteniendo, estas con la llegada de Edna de la Garza, después, cayeron un poco ante una administración floja por parte de Sandra Cienfuegos que medio las mantuvo.

Para que después tomara las riendas, Javier Toledo, quien puso orden y le metió para recuperar todo, por desgracia llegó esta nueva etapa, que en un año ya tiene dichas instalaciones hechas un asco. Las imágenes son más que elocuentes.

Tu opinión cuenta