Search
domingo 5 abril 2020
  • :
  • :

Ministerial “jala” de abogado

EL TIEMPO

El tráfico de influencias y malos manejos registrados dentro de la Procuraduría General de Justicia del Estado, fue evidenciado ayer por la mañana por miembros del Colegio de Abogados de Monclova, luego que un agente de la Policía Investigadora del Estado amenazara a un litigante, al que también  le “robó” el cliente, cuando se encontraba detenido dentro de las celdas municipales, por una falta administrativa, la noche del pasado martes.

Lo anterior ocurrió cuando el abogado Efraín Ibarra Rivas, al dialogar con los familiares de un  cliente, le comentaron que ya no necesitaban sus servicios, pues la tarifa por sacar a su pariente detenido era muy alta, según para ellos y un agente de la Policía Investigadora del Estado de nombre Luis, que se encuentra resguardando la entrada hacia las oficinas del Ministerio Público.

“Nos hicimos de palabras, pues él no tiene derecho a cuestionar el honorario por mis servicios, pero traté de guardar compostura y me retiré de donde se encontraba, pero luego me enteré por los mismos familiares del detenido que el detective de la PGJE, les había pedido dinero a cambio de agilizar el trámite para que obtuviera su libertad” explicó Ibarra Rivas, mientras era apoyado por el Presidente del Colegio de Abogados de Monclova y el Jurisconsulto, Cesar García Diosdado.

Minutos más tarde, Ibarra Rivas, acudió a Comandancia, luego que sus servicios fueron requeridos por otro cliente, sin embargo, fue detenido, según el litigante, de manera arbitraria por un oficial de la Policía Municipal, sólo porque presentaba aliento alcohólico.

“Me arrestaron por una falta administrativa, por lo que al estar en las celdas, el agente Luis llegó y comenzó a amenazarme, diciéndome que donde me viera me iba a ir mal y que mientras él estuviera a cargo del portón de las instalaciones de la PGJE, no podría pasar con los agentes del Ministerio Público para revisar las situaciones de mis clientes” agregó Efraín Ibarra.

Así mismo, los litigantes evidenciaron al agente que, ahora se dedica a litigar a cambio de conseguir dinero, a pesar de no poder hacerlo, ya que se encuentra en funciones como detective de la Policía Investigadora del Estado.

Tu opinión cuenta