Search
jueves 20 febrero 2020
  • :
  • :

ANÁLISIS A TIEMPO

Buen día.

TRAPITOS AL SOL…

Vaya revolcada que le pusieron a Enrique Sánchez Campos y su gente que ingresaron con tremenda palanca a ocupar puestos en el ISSSTE.

El buen Kike Sánchez como lo conocen algunos, tiene una pobre carrera política en la que realmente no ha pasado de achichincle luego de apoyar una que otra campaña política para diferentes partidos políticos.

Se le identifica más por “chapulín” que por otra cosa, luego de que no tiene una pizca de lealtad tras brincar de un partido a otro.

Sus inicios fueron con el ex alcalde fronterense Rogelio Ramos, donde trabajó en el DIF y posteriormente como asistente, el último año de administración en la dirección de Obras Públicas.

Luego se le vio en campaña con el PAN, apoyando a Amador Moreno, quien se apiadó y le dio chamba en la administración pública tras ganar las elecciones.

Luego lo traspasaron a la administración también panista de Gerardo García en Monclova, donde estuvo en el departamento Logística con gente que traía desde Frontera.

No duró mucho y le buscaron su salida.

Eso lo llevó a la campaña política de Sandra de Luna que buscaba la alcaldía de Frontera por el PT, donde no hubo fortuna y ni de secretario administrativo se lo llevó Sandra, tras ganar con los votos una regiduría.

Eso lo llevó a buscar otro partido y decidió irse por el lado de MORENA al ver el efecto López Obrador.

Se le pegó como garrapata a Leonardo Rodríguez y le costó seis meses tomar café tosas las mañanas para conseguir un puesto, donde sea, como sea y en lo que fuera.

Esa fue la manera en que llegó al ISSSTE con la llamada Cuarta Transformación que desafortunadamente nunca va a funcionar si siguen manejándola gente inexperta que sólo busca beneficios personales haciendo quedar mal al Presidente de la República.

A finales del pasado año ingresó nada más ni nada menos como Subdirector Administrativo a la Clínica del ISSSTE de Monclova.

Llegó con la bandera y tatuada en el alma la 4T, siendo que apenas un año atrás buscaba a toda costa una diputación local por el PAN con la fuerza de sus sueños guajiros.

Tienen razón empleados y trabajadores de confianza de esta clínica al estar sumamente molestos.

Más porque este tipo de cargos de acuerdo al catálogo de puestos y profesiograma requiere de una persona con título y cédula, pero dicen que el tremendo Kike no tiene el perfil académico tras contar con una licenciatura trunca.

Además, señalan que él sólo fue la avanzada de los cambios que se contemplaban hacer despidiendo a personas que ocupaban puestos de jefatura y encargados de departamentos bajo el argumento de que no tenían perfil académico para ocuparlos.

Pero en realidad lo que preparaba Enrique Sánchez, era abrirle camino a su gente y por eso llevó a Pedro Martínez Carreón como coordinador de Recursos Financieros, siendo sólo pasante de Contador Público.

También llevó a Iván Isaí Palafox Suárez, como Supervisor Administrativo de Farmacia, siendo pasante de Q.F.B.

A Jorge Jiménez Alonso, lo colocó como Residente de Conservación y Mantenimiento, cuando sólo tiene la preparatoria y a Jorge Bermea, lo puso en la Coordinación de Recursos Materiales, cuando tiene Licenciatura en sistemas computacionales.

Todos los anteriores a excepción de Juan Carlos Villa, Jefe de Recursos Humanos, no tienen cédula profesional, ni nada que avale sus nombramientos.

Puestos que podrían ocupar cualquier trabajador sindicalizado.

Y para colmo Kike Sánchez está aprovechando el cargo para comenzar a candidatearse, luego de que si coloca un garrafón de agua pide reflectores para publicarlo y no sólo en redes sociales, sino también manda llamar a toda la prensa para que lo hagan público.

Hunden cada vez más al ISSSTE y no se dan cuenta.

HASTA MAÑANA.

notaeltiempo@gmail.com

Tu opinión cuenta