Con amenazas libra denuncia

Comandante Astorga amedrentó a víctimas.

Guadalupe Pérez/Reportera

Con amenazas, el Comandante Astorga de la Policía Investigadora logró evitar ser denunciado, mientras tanto el Delegado de la Fiscalía Rodrigo Cháirez, intentó tapar el Sol con un dedo, asegurando que no hubo acusación alguna.

La Fiscalía se ha convertido en un nido de delincuentes, ya que cuenta con finísimos elementos: un mando agresivo y represor, otro con antecedentes de homicidio, robos y abusos constantes de autoridad, así como extorsiones.

Pese a que se tiene conocimiento a nivel interno de constantes abusos por parte de mandos de la Policía Investigadora, incluso con los mismos agentes, y pese al reciente caso en donde hubo 3 afectados en el estacionamiento de un prestigiado bar de la localidad, ninguno denunció, mientras que uno de ellos, tras ser atemorizado y golpeado, acudió por “su propia voluntad”, para “aclarar” el asunto y limpiar la imagen del Comandante Astorga.

El delegado Cháirez se limitó a indicar que al no haber denuncia, no hay delito que perseguir, aunque exhortó a denunciar a quienes sufran algún abuso por parte de los elementos de la Fiscalía.
Trascendió por fuentes cercanas al caso, que el barbero de nombre Javier sí presentaba golpes de la agresión sufrida a manos del mando Astorga, y se presume que éste fue amedrentado para que acudiera a declarar, negando lo sucedido para que el jefe policiaco preserve su puesto.

En cuanto al más afectado, el propietario del Restaurante Bar, éste no se acercó al Ministerio Público a denunciar la arbitrariedad que cometió en su propiedad el Comandante Astorga, cuando en estado de ebriedad agredió a las tres personas que se encontraban en el estacionamiento del negocio.

Tu opinión cuenta