Search
domingo 8 diciembre 2019
  • :
  • :

Deja legado Pancho Loera de lucha social

Irónico que luchó por los pensionados y reajustados, pero su rebeldía le llevó a ser despedido de la empresa Altos Hornos de México cuando se enfrentó y le disparó al entonces Secretario general Jesús Castillo lo que le dejó sin la pensión y sin el beneficio de un apoyo para adultos mayores

DOLORES GUERRERO/REPORTERA

Con el lema como norma de “Más vale un minuto de rebeldía que abre infinidad de puertas”, el polémico Francisco Loera Martínez, fue recordado ayer por las personas que conocieron y llevaron a cabo hombro a hombro por personas reajustadas y adultos mayores a los que defendió y les procuró beneficios desde despensas hasta descuentos en unidades de transporte y atención médica.

Don Francisco Loera Martínez, fue velado la mañana de ayer en la Funeraria de la Sección 147, fue su hermano Marco Loera, su pareja Sonia y su compadre Miguel Guerrero quienes compartieron con El Tiempo anécdotas y el legado que deja este luchador social que el sábado falleció víctima de un infarto mientras sostenía una reunión con integrantes de su asociación.

Activista dentro del Sindicato de la Sección 147, crítico de las acciones que poco favorecían a los trabajadores hacia los Secretarios generales, el punto clave fue cuando siendo Secretario general Jesús Castillo, Pancho Loera le criticó y se enfrentó a él.

“Al grado de que mi hermano baleó a Chuy Castillo y tuvo que ir por la persecución en su contra, la empresa lo dio de baja, y aunque tuvo varias comisiones y trabajó muchos años en AHMSA se quedó sin pensión, y sin beneficios para el y su familia”.

Nunca quiso tramitar su pensión por el temor de que Jesús Castillo siendo dirigente de la Asociación de pensionados y Jubilados le podía bloquear u obtener una pensión lo que le dejó desprotegido hasta de la seguridad social.

Sin embargo, Vicente Armendáriz en su calidad de líder le protegió y apoyó con lo que Francisco Loera con 250 adultos mayores que habían sido jubilados o reajustados dio inicio a su asociación, “Sin genuflexiones al poderoso, lo mismo exigía despensas para la gente, que beneficios para el transporte o la atención médica”.

Y aunque mucha gente se benefició del trabajo que hizo como gestor, ayer pocos le acompañaron, solo su familia y algunos amigos muy allegados, pero su esposa dijo que él seguirá siempre en sus corazones, pues el ejemplo que le dejó a sus hijos es sumamente significativo para la familia.

Por la tarde, los restos mortales de Francisco Loera fueron llevados al Panteón Sangrado Corazón de Estancias de Santa Ana donde reposarán hasta la eternidad, Descanse en Paz.

Tu opinión cuenta