Search
Jueves 15 noviembre 2018
  • :
  • :

En 3 minutos le arrebataron la vida a Yúnior

El ingeniero de AHMSA falleció asfixiado por estrangulamiento el pasado 24 de agosto del 2016

 

VERÓNICA PRECIADO/REPORTERA

Asfixiado por estrangulamiento, fue como murió Yúnior Osvaldo el pasado 24 de agosto del 2016, esto de acuerdo al testimonial del médico forense que realizó la necropsia de ley al hoy occiso, y quien declaró ayer durante el juicio oral que dio inicio el pasado martes.

Al presentarse como un testigo ofrecido por la representación social, el medico José Luis quien se desempeña como perito forense de la Fiscalía General del Estado, dio su testimonio sobre la autopsia realizada el 26 de agosto en la instalaciones de SEMEFO de Saltillo, una vez encontrado el cuerpo de la víctima.

Tras entrar en detalles de la necropsia, el forense afirmó que, el cuerpo en estado de putrefacción de la víctima fue examinado, y se detectó una lesión en el cuello, una doble fractura en el hueso Hioides, el cual se ubica por debajo de la faringe y al ser obstruido impide el paso del aire.

Y según la fractura encontrada en el lado izquierdo, Yúnior fue atacado por la parte de atrás con una fuerza extrema lateral y una mínima al centro, eso provocó la ruptura de los vasos sanguíneos, mientras una segunda fractura en la parte derecha fue por un ataque de frente por parte del victimario.

Para dejar más en claro la forma en que fue asesinado el joven ingeniero de AHMSA, el testigo hizo una recreación del estrangulamiento, coincidiendo con la declaración que rindió el único testigo ocular de los hechos Ángel “n”, el joven que pasaba por el lugar donde presuntamente se cometió el homicidio.

Ángel, aseguró durante su testimonio, haber visto como un sujeto que viajaba en la parte de atrás del vehículo, ahorcaba a la víctima, y también como otro en la parte de adelante se puso frente a él para asfixiarlo, esta declaración tiene coincidencia con la manera en que médico hizo la recreación de la forma en que fue estrangulado Yúnior.

El testigo declaró ante el tribunal de justicia, que en base a la necropsia realizada el 26 de agosto del 2016, la muerte se dio 48 horas antes, es decir el 24 de agosto día en el que desapareció el hoy occiso.

Agregó que, una persona estrangulada de esta manera, fallece en al menos 3 minutos pasando por cuatro estados, el primero excitación cerebral, segundo excitación en el cortico medular, 3 la depresión de los signos vitales, para terminar con un paro respiratorio.

Para documentar la declaración, el Ministerio Público presentó las evidencias fotográficas de la autopsia realizada por el médico, pruebas presentadas con anticipación y que fueron reconocidas por el forense.

Quien también fungió como testigo en este juicio, fue la perito Mariana, quien realizó el peritaje en el lugar donde fue encontrado el cuerpo sin vida de Yúnior; ella afirmó que hizo el dictamen el 26 de agosto del 2016 a las 16:10 horas en el camino ejidal de San Antonio de la Vacas, municipio de Ramos Arizpe.

Mediante las evidencias fotográficas, aseguró haber localizado el cuerpo en un arroyo, cerca de un tiradero de basura, este se encontraba en estado de descomposición, portaba camisa celeste, pantalón azul y zapatos de seguridad.
Para este día se esperan dos testimoniales más, y con ello el juez podría estar dictando hoy mismo la sentencia para los imputados.

Facebook Comments