Search
miércoles 21 agosto 2019
  • :
  • :

Fuerza Aérea advierte que no participen en la broma de “invadir el Área 51”

 

El evento, que se organiza en la red social, atrajo a más de un millón de interesados e invita a las personas a que el 20 de septiembre a las 3 de la madrugada irrumpa en la instalación que data de la Guerra Fría

 

VANGUARDIA / EL TIEMPO

 

ESTADOS UNIDOS.- La Fuerza Aérea de Estados Unidos advirtió a las personas que no participen en una broma que se propagó en Facebook que invita a una multitud a “invadir el Área 51”, una instalación previamente ultrasecreta en el desierto de Nevada.

El evento, que se organiza en la red social, atrajo a más de un millón de interesados e invita a las personas a que el 20 de septiembre a las 3 de la madrugada irrumpa en la instalación que data de la Guerra Fría.

El lugar es parte del enorme Complejo de Pruebas y Entrenamiento de Nevada, que se convirtió en el centro de las teorías de conspiración entre los entusiastas de los ovnis y las civilizaciones extraterrestres.

El evento se promueve en Facebook con los lemas: “No pueden detenernos a todos” y “Vamos a ver a los extraterrestres”.

A través de un comunicado, la base Nellis señaló que la Fuerza Aérea está al tanto de la publicación en Facebook y dijo que “se desaconseja cualquier intento por acceder ilegalmente a la zona”.

La Fuerza Aérea dijo que no difunde sus medidas de seguridad y que el campo de pruebas y entrenamientos proporciona un “espacio de batalla flexible, realista y multidimensional” para la experimentación y “capacitación avanzada en favor de los intereses nacionales de Estados Unidos”.

Después de décadas de que funcionarios gubernamentales se negaron a reconocer la existencia del Área 51, la CIA divulgó en 2013 documentos desclasificados en los que se refirió a la instalación de 20,700 kilómetros cuadrados (8,000 millas cuadradas) por su nombre y la ubicó en un mapa cerca del salar seco del lago Groom.

La base es sitio de pruebas para una gama de aeronaves ultrasecretas, incluida la U-2 en la década de 1950 y posteriormente el bombardero furtivo B-2.

Pero la confidencialidad en torno al sitio ha provocado teorías de conspiración entre los entusiastas de los ovnis y ha dado origen a una industria turística con temática de extraterrestres en las comunidades aledañas, incluidas cafeterías, moteles y burdeles.

Tu opinión cuenta