Search
Viernes 14 diciembre 2018
  • :
  • :

Rechazan el ‘perdón’ de AMLO

Familiares de víctimas, encabezadas por Silvia Ortiz Solís, en la inauguración del segundo Foro para la Reconciliación y la Pacificación Nacional en La Laguna

AGENCIAS/EL TIEMPO

CIUDAD DE MEXICO.- Silvia Ortiz Solís, fundadora del Grupo Vida, agrupación de padres y madres buscadores “con pico y pala”, rechazó a nombre de las víctimas de violencia la petición de perdón que hizo el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.
“Defendemos el ‘Ni perdón ni olvido’”, lanzó durante la inauguración del segundo Foro para la Reconciliación y la Pacificación Nacional en La Laguna.
“Hablar de amnistía sin entender lo que se lleva a cuestas es hablar por hablar”, dijo la madre de Fanny Sánchez Ortiz, desaparecida “hace 13 años nueve meses y cuatro días”.
Una respuesta similar se escuchó en Ciudad Juárez, Chihuahua, por parte de las familias de víctimas de la violencia. Cuando oyeron al presidente electo –en la inauguración de los foros– pedirles que perdonaran para alcanzar la reconciliación, ellas gritaron: “Sin justicia no hay perdón” y “ni perdón ni olvido”, a lo que López Obrador reviró: “Olvido no, perdón sí”.
Silvia Ortiz expuso la postura de su grupo cuando le cedieron la palabra para hablar frente a los invitados al foro y a los organizadores: Alfonso Durazo Montaño, el futuro secretario de Seguridad Pública, quien ha señalado que las víctimas deben hacer el sacrificio de perdonar, y Loretta Ortiz Ahlf, la encargada nacional de los foros de consulta –que incluyen la propuesta de la amnistía–, de donde se recogerán propuestas para delinear la política de seguridad para el siguiente sexenio.
Durazo Montaño expresó que en el país “no hay quien esté libre de tener una víctima cercana” y que él tampoco ha estado libre de balas. “Fui secretario particular de Luis Donaldo Colosio muchos años en el PRI, en Sedesol y en la campaña presidencial, hasta el día de su asesinato, que representó un parteaguas en mi vida”, sostuvo.
El foro de La Laguna inició con un minuto de silencio, de pie, por las más de 200 mil personas asesinadas y las víctimas de violencia en México, “dejando que el dolor de las personas toque nuestro corazón y le dé contexto a la realización de este diálogo”, dijo el moderador.
En su turno, Silvia Ortiz se refirió varias veces con molestia a la petición del perdón.
“No podemos entendernos si se pretende que perdonemos; lo más sagrado que Dios nos dio es la vida única e irrepetible, el quitarles la vida de esa manera atroz es inconcebible e imperdonable, por eso defendemos ‘ni perdón ni olvido’, pues son años y años de que nos han tenido el pie en la cabeza”, lanzó la madre buscadora, arropada por los aplausos de los asistentes.
Después de exponer los engaños que viven por parte de los distintos gobiernos que fingen buscar a los desaparecidos, pidió al próximo gobierno que no defraude a las personas que “fincaron en ustedes una esperanza”, que den resultados y “revisen los hechos que tienen a este país como está”, y que no hagan promesas que no podrán cumplir.
“Hagan proyectos reales y realizables en el contexto real de este país. No ilusionen con palabras, con cosas que no van a poder cumplir. Entiendan que este México está sediento de justicia, verdad y memoria. Son tiempos históricos, tiempos de un ‘Ya basta’”.
Ortiz Solís es madre de Silvia Stephanie, una joven que fue desaparecida a los 16 años de edad. Su madre ha cerrado calles, ha hecho huelgas de hambre y plantones, se ha amarrado al asta bandera, ha recurrido a todas las instancias posibles y hasta realiza búsquedas de fosas con otros familiares en el mismo caso.
En su discurso mencionó que las víctimas están cansadas de la simulación, de la falta de resultados reales y la ausencia de justicia, verdad y memoria.
“Ya basta de atole con el dedo, de creer que nos callarán con aportaciones; de la burla con la simulación. Ustedes hablan de un plan de paz, ¿cómo lo van a obtener? Si estamos dañados por la inacción de años de un hartazgo, y lo único que han logrado es acrecentar en cada corazón el dolor y la ira por las sillas vacías”.
Las autoridades, abundó, sólo archivan los casos y no investigan; sólo les sacan muestras de sangre y no las procesan; sólo encuentran restos, pero no hacen nada para identificarlos y regresarlos a las familias.
En tanto, Durazo Montaño dijo se comprometió a hacer lo que esté a su alcance para aliviar su dolor (de Silvia) y el de los “otros 38 mil” desaparecidos.
“Me refiero a la tragedia de 38 mil familias en el país y muchas más víctimas que de manera directa o indirecta sufren las consecuencias de esa tragedia, y sólo las registradas porque hay una cifra negra patética. Vivimos una auténtica tragedia, desde la revolución no hemos vivido una tragedia como la que marca este país (…) México se ha convertido en un cementerio, aquí se ha dicho que en una fosa. Y no vamos a venir a negarlo por comodidad o por complicidad con autoridades actuales”, dijo.
“¡Castigo a los responsables!”, se escuchó un grito desde el público.
Al salir del foro y tras ser abordado por la prensa, Durazo Montaño habló del tema del perdón que el próximo gobierno pide a las víctimas del país, como condición para la pacificación: “Proponemos el perdón con el objetivo de rescatar la tranquilidad interior. Algunos de esos perdones podrían tener consecuencias jurídicas, pero nunca para crímenes violentos y violaciones a los derechos humanos”.

Facebook Comments