Search
viernes 22 noviembre 2019
  • :
  • :

Severas inundaciones

Fueron cuatro horas de agua; en algunos sectores cayó granizo.

REDACCIÓN/EL TIEMPO

Severas inundaciones dejaron las dos tormentas que vivió la ciudad la tardenoche de ayer, donde en algunos lugares cayó un enorme granizo, situación que mantuvo en constante trabajo a los cuerpos de socorro y policiacos, ante la contingencia.

Fue la tarde de ayer poco antes de las 18:00 horas cuando comenzó la primer tormenta donde azotó con fuertes lluvias, además de granizo, en colonias como la Borja y Occidental de Frontera, mientras que en Praderasdel Sur también hubo reporte de la presencia de hielo.

Tras cerca de 20 minutos, volvió la calma, aunque durante otro poco tiempo más siguió el chipi chipi. Sin embargo, cuando ya todo había vuelto a la rutina, comenzó a llover nuevamente alrededor de las 19:20 horas, ésta vez de manera más fuerte y durante más tiempo, lo que provocó severas inundaciones en las principales avenidas de la Ciudad, siendo la Avenida Acereros, una de las más afectadas, donde al menos un vehículo marca Dodge Spirit color blanco se vio afectado al meterse el agua y quedar varado, situación que orilló a los tripulantes a pedir el auxilio de la Policía, acudiendo una patrulla a darles la ayuda y sacarlos del lugar.

Esto se repitió en el puente Cal y Canto en el carril que viene de la Alameda Juárez, pues una camioneta con familia a bordo, se quedó varada, y al momento de llenarse de agua el interior del vehículo, los tripulantes entraron en pánico, solicitando ayuda vía celular.

En esta ocasión fueron Ángeles Voluntarios y el ECREM, quienes acudieron en su auxilio y tras meterse al agua, rescataron a una madre y sus dos pequeños, a los cuales pusieron en tierra firme, mientras que con lasambulancias sacaban al vehículo del agua.

La lluvia siguió cayendo y eso causó inundaciones en colonias como la 21 de Marzo y en la José de las Fuentes, donde fueron reportadas varias casas inundadas, aunque los oficiales que acudieron al sitio reportaron que el agua estaba fluyendo, dentro de los hogares, pero fluyendo, por lo que sería cuestión de esperar.

Por su parte, en el sector de la San Francisco y Leandro Valle, el problema se agudizó como siempre que llueve, pues el área lució completamente anegado, más por el sector de la Preparatoria 24 y las casas aledañas al plantel educativo.

Las calles Azucenas y Teresitas, donde siempre se inunda, no fue la excepción la noche de ayer, y hasta el cierre de la edición, una cuadrilla de Bomberos y policías seguían en el lugar, apoyando a los vecinos del sector.

Tu opinión cuenta